Lunes  04 de Febrero de 2008

La Argentina inmune

El país, en esta oportunidad, tiene un paraguas protector, fruto del paradigma económico impuesto desde hace un lustro. La existencia de los superávit y un colchón de reservas inédito le dan seguridad. Pero el problema de la inseguridad y la espiral inflacionaria son puntos negativos

Parafraseando a Carlos Marx, podría decirse ‘un fantasma recorre el mundo: la crisis económica’ y, según algunos pronosticadores, viene con el peor condimento a futuro: la recesión. Algunos expertos observan inclusive, síntomas que recuerdan el crack del ‘29. Estas crisis ratifican que el sistema económico mundial, que exhibe muchos logros en el progreso de los mercados y es liderado por una notable revolución tecnológica, no puede evitar las crisis periódicas que tienden a reajustarlo en otro nivel de la economía, para que siga funcionando. Sin embargo, la cuestión está en atravesar las consecuencias de este reajuste.

Tanto el ‘Tequila’ en el ‘94, como la crisis asiática en el ‘98, demuestran que el tembladeral de las bolsas es consecuencia del desequilibrio que anida en el propio núcleo duro del sistema. La incertidumbre ha dejado de ser un estado contingente y se ha convertido en un dato de la subjetividad humana que acompaña los procesos, sabiendo de antemano que nada es eterno. Esta nueva convulsión se produce de modo más focalizado en los países desarrollados y sus efectos se expanden irregularmente hacia las orillas del planeta. La Argentina, en esta oportunidad, tiene un paraguas protector, fruto del paradigma económico impuesto desde hace un lustro. La existencia de los superávit y un colchón de reservas inédito le dan seguridad. Además, esta crisis no afecta, por ahora, los precios de los bienes transables que nos caracterizan. No obstante, es importante recordar que no decidimos los precios internacionales, ni de la soja ni del petróleo.

Los académicos se desvelan por definir el grado de autonomía que tienen algunas variables macroeconómicas respecto de las políticas particulares de los Estados. La relación entre política y economía es compleja y esto debe desalentar todo dogmatismo. Pero lo que no genera duda es que si se produce el desajuste de una variable, que dada su naturaleza afecte la economía familiar, la política puede verse acorralada. Sobre todo en situaciones en que no se han construido alternativas para el interés general y, por lo tanto, queda muy expuesta ante la rigidez de la economía.

La racionalidad de un ciudadano promedio, está muy lejos de las vicisitudes de la globalización y muy cerca de cualquier interferencia en su relación de ingresos y egresos. Los cambios en los precios de los bienes y servicios que considera esenciales, cambian su humor y afectan sus consensos. Una cosa es la inflación, en un baldío político y otra con política. Queremos decir que la inflación, también mundial, requiere de mecanismos políticos para contextualizarla, para establecer que si su carácter es fatal, también lo es la inequidad social.

Para diluir la especulación, hace falta política que, como siempre, hace de una oportunidad una perversión. Algunas plazas de veraneo muestran que el desborde de los precios se convirtió en reticencia de la demanda y en mal humor por parte de los consumidores.

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner pronto cumplirá dos meses. Ha tenido un resultado positivo y pudo sortear con éxito las pruebas a las que fue sometida desde el inicio de su gestión. Se valora su capacidad dialéctica, comunicativa y de conducción, y su actitud de enfrentar los problemas. Entre sus acciones positivas se destacan las reuniones con el cardenal Jorge Bergoglio, con el sindicalista Hugo Moyano para establecer algún marco en la discusión salarial, el interés por los rehenes en Colombia y el plan del uso racional de energía.

Por otra parte, además del problema de la inseguridad, cuya resolución genera dudas, lo que asoma como negativo, es la espiral inflacionaria. La inflación, hoy, es una certeza colectiva y el índice oficial es percibido como una ironía que provoca indignación. Las encuestas reflejan la demanda de la mayoría de la población hacia la Presidenta: ‘detener esta espiral’. Es cierto que no estamos en una hiper, y algunos productos de consumo masivo objetivamente han bajado sus precios en relación a diciembre, pero la percepción colectiva omite estas particularidades para quedarse con el horizonte general. ¿Podrá la política dejar de estar subordinada a la fatalidad económica?

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,289080,750086,7500
DÓLAR BLUE-1,3072147,0000151,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-2,4078-144,7026
EURO0,431798,876699,1228
REAL1,454415,801215,8423
BITCOIN1,006619.412,690019.420,0900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,851934,3750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-2,985132,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,721135,7500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000033,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-7,058879,0085,00
CUPÓN PBI EN PESOS2,39521,711,67
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,211055.268,9000
BOVESPA0,2900111.878,5300
DOW JONES0,290029.883,7900
S&P 500 INDEX-0,06243.669,0100
NASDAQ0,230012.349,3660
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,1925428,7072423,6550
TRIGO CHICAGO-1,5571209,0717212,3786
MAIZ CHICAGO0,7757166,2335164,9540
SOJA ROSARIO0,2985336,0000335,0000
PETROLEO BRENT1,015548,740048,2500
PETROLEO WTI0,861345,670045,2800
ORO0,83801.841,00001.825,7000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology