DALPONTE PICÓ EN PUNTA, YA QUE CERRÓ UN ACUERDO PARA PROVEER LOS BALONES DE LOS TORNEOS DE VERANO

La AFA busca quien le fabrique su pelota

Los inconvenientes que en los últimos tres meses arrastra la textil local Gatic le están haciendo perder varios contratos. A la casi segura rescisión de los equipos de fútbol a los que le provee la indumentaria Signia (Huracán, San Lorenzo, Arsenal y la CAI de Comodoro Rivadavia), ahora se suma la decisión de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), que en el próximo campeonato oficial no seguirá empleando los balones de esa marca, provistos por Gatic desde principios de este año.

No obstante, el reemplazante estaría cerca de Gatic. En los últimos días, Guillermo Gotelli, el empresario que alquilará cuatro plantas de la textil argentina e inyectará 15 millones de dólares para reactivarlas, firmó un contrato con Puntogol, el agente comercial de la AFA, para que DalPonte, la marca brasileña que él representa en el país desde mediados de este año, sea el balón oficial de los tradicionales torneos de verano que se jugarán en enero y febrero en Mar del Plata, Mendoza y Salta, con la participación de Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo.

Así, la AFA utilizará los campeonatos veraniegos como una prueba piloto. Si los jugadores dan el visto bueno en cuanto a la calidad del balón –que en principio será traído directamente de la planta que DalPonte tiene en Veranópolis (Río Grande do Sul)–, el convenio podría extenderse a los torneos oficiales. De todas formas, en la AFA no descartan conversar con otras empresas que quieran acercar sus propuestas.

Fuentes ligadas a Gotelli informaron que si la institución dirigida por Julio Grondona da luz verde para que DalPonte se convierta en la pelota oficial, traerían la tecnología desde Brasil para fabricarlas en la planta que Gatic tiene en Coronel Suárez, en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, una de las cuatro que controlará el ex Alpargatas. Este año, en esa planta se produjeron 8.000 pelotas Signia. Pero para llevar adelante el proyecto aún deben dar el visto bueno los acreedores y el juez que interviene en el concurso preventivo de Gatic.

Aunque no hay cifras oficiales, el contrato podría garantizarle a la casa madre del fútbol argentino un ingreso anual de $ 1,5 millón y le permitiría al proveedor vender cerca de 80.000 pelotas anuales en el canal minorista, a un precio promedio de $ 85.

De concretarse el acuerdo con DalPonte –una empresa nacida en los ’60, justamente como fabricante de pelotas de fútbol– sería la segunda vez que una firma brasileña provea los balones oficiales: hace algunos años Penalty ocupó ese lugar.



En los clubes

En cuanto a los equipos que viste Gatic, allegados a la empresas informaron que Signia dejaría de proveer a los cuatro clubes que hoy tienen, que ya negocian con otras empresas. En el sector no se descarta que la misma DalPonte quiera vestir a otras instituciones argentinas.



Más de Impresa General