Lunes  20 de Octubre de 2003

Kirchner y la nueva época

La culminación de la década del ’90 produjo un centrifugado de ideas, con cambios protagonizados por el actual Presidente. Si la lucha contra la corrupción produce éxitos aumentará la confianza

La transición actual establece una bisagra entre dos épocas. Estamos ante la culminación de la etapa de los ’90, con su bagaje de hechos y valores sobre lo público estatal y lo privado, con el predominio de las propuestas económicas sobre los mercados, con el desplazamiento del Estado y el empalme con la globalización financiera. Al finalizar la década tuvimos la explosión de estos principios que chocaron contra la realidad angustiante. La declinación de ésta etapa se inició en el espacio hegemónico del período: la economía, luego se desplazó hacia lo social y posteriormente hacia lo político. Aquella pendiente se prorrogó con la Alianza que se convirtió, finalmente, en un interregno entre dos peronismos. En realidad, entre tres peronismos: el menemismo, el duhaldismo y Kirchner.

La crisis comprometió la gobernabilidad, pero el justicialismo, a pesar de su despedazamiento, se constituyó en parte del reaseguro del sistema político. Su flexibilidad le permitió resistir un poco mejor la devastación. En cambio, el radicalismo pagó el precio más alto y las nuevas fuerzas políticas no alcanzaron a consolidarse.

La nueva época se muestra en algunos emergentes que no han tomado aún su forma definitiva. Hay un centrifugado de creencias y valores como superación de la etapa anterior. Estos cambios están protagonizados por el presidente Kirchner, que mantiene una popularidad sostenida directamente, sin mediación institucional, y expresada por valores proyectados y con un estilo transparente.

Cuando Kirchner hace política a través del aparato del PJ corre el riesgo de apostar a perdedores, o a ganadores que no están en sintonía con sus aspiraciones reformistas, porque son la parte cristalizada de la política a las que apuntaban las cacerolas. En una realidad, muy dinámica se observa una movilización de dirigentes políticos y un reacomodamiento partidario en función de la nueva etapa.

Merece un capítulo especial el partido más antiguo: la UCR. El radicalismo está en un momento crucial de su historia, donde prolongará su agonía o, influido por la audacia del Presidente, se decidirá también a reconstruir la política. Sus enclaves provinciales, tal vez, le permitan pensar que debe abandonar ese internismo enfermizo y avanzar desde el interior hacia su punto más magro, la ciudad de Buenos Aires, para reconstituir el partido que debería destinar a la inmovilidad del bronce a sus dirigentes tradicionales.

Ricardo López Murphy, luego de no poder llevarse definitivamente a los radicales, soporta estoicamente derrota tras derrota, mirando el 2005 como una nueva oportunidad. La racionalidad del Gobierno en su posicionamiento internacional y la negociación con el FMI le achica a toda la centroderecha su posibilidad de oposición. Hasta el momento, a López Murphy la falta rendir la asignatura más difícil, la construcción política. Carrió, que también anda mal en esa materia, se ubica en el perfil que mejor le sienta, ser la fiscal de la República y mantener la independencia necesaria. Pero ese es un destino personal más que institucional. Su agrupación política viene debilitándose y perdiendo visibilidad en los distritos. En las últimas elecciones fueron mucho mayores las pérdidas que las ganancias. Algunos de sus integrantes están mirando a Kirchner con la expectativa que genera la transversalidad. En un piso que aún está resbaladizo, se va afirmando la inauguración de un nuevo tiempo. Sin embargo, Kirchner deberá asegurarlo institucionalmente, anclarlo en organizaciones políticas, sociales y económicas, para que no tenga la fragilidad de un diseño focalizado en el hombre providencial.

La población ha recuperado esperanzas, a pesar de una realidad que mantiene mucho del desencantamiento que produjo la angustia del tifón.

Si el Gobierno consigue algunos éxitos contra la corrupción institucional, habrá marcado acontecimientos que el escepticismo de la población había colocado en el desván de las luchas imposibles. La depuración de la Policía Federal le agrega credibilidad a la gestión.

Si hay voluntad y valentía para seguir tirando de la cuerda, a pesar de lo previsible, el país se llevará una sorpresa mayúscula y podrá escribirse otro Nunca Más.



Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000074,500079,5000
DÓLAR BLUE0,0000141,0000145,0000
DÓLAR CDO C/LIQ0,7968-148,6967
EURO-0,068488,078088,3070
REAL-1,779113,514213,5483
BITCOIN-3,018510.208,270010.216,3300
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,418430,0000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-10,000018,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-9,523819,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000028,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)1,123690,0089,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00001,801,80
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,072040.944,4900
BOVESPA-1,600097.293,5400
DOW JONES-1,920027.288,1800
S&P 500 INDEX-2,37213.315,5700
NASDAQ-3,020010.963,6370
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,7110372,0301374,6940
TRIGO CHICAGO-1,7473201,4474205,0299
MAIZ CHICAGO-0,2031145,0729145,3682
SOJA ROSARIO0,6944290,0000288,0000
PETROLEO BRENT-0,647241,450041,7200
PETROLEO WTI-0,753839,500039,8000
ORO-1,21671.875,50001.898,6000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology