COMUNICADO CONJUNTO POR EL CASO DE ESPIONAJE EN EL SUR

Kirchner y Lagos intentan dar por superado el incidente

Ratificaron la buena relación bilateral. Pero seguirán las investigaciones y podrían haber más renuncias. Pampuro había pedido una respuesta más sólida

El presidente Néstor Kirchner y su colega chileno, Ricardo Lagos, intentaron dar por superado el incidente entre ambos países, desatado por el espionaje perpetrado por militares chilenos contra la oficina del consulado argentino en la ciudad sureña de Punta Arenas. Los mandatarios emitieron un comunicado conjunto, ratificando su voluntad de “continuar con la profundización de la relación bilateral, luego de manifestar la decisión de ambas partes de esclarecer el “deplorable incidente .

“Esta acción de personal militar chileno está reñida y contraviene normas institucionales, así como el espíritu y nivel de excelencia alcanzado en la relación bilateral de ambos países, particularmente en el área de Defensa , sostuvo el comunicado. El texto destacó que “el alto nivel de las relaciones diplomáticas y de gobierno permitieron “dar a esta lamentable materia el tratamiento adecuado, posibilitando una reacción inmediata, la determinación de responsabilidades, la adopción de las sanciones pertinentes y la decisión de alcanzar el pleno esclarecimiento de los hechos .

Quedaron, no obstante, resquemores en algunos sectores. Horas antes del comunicado, el ministro de Defensa argentino, José Pampuro, aclaró que esperaba tener “alguna respuesta más sólida de Chile, para conocer “a fondo los motivos de la irrupción. “En un momento en que se había avanzado muy estrechamente en temas de fronteras y en resolver problemas bilaterales como nunca lo han hecho Chile y Argentina, esta situación es muy sugestiva , dijo.

Por su parte, el jefe de Gabinete de la Cancillería, Eduardo Valdés, descartó que el caso del espionaje esté vinculado con los roces y el malestar argentino a raíz del uso de esa ciudad trasandina como única base de provisión y conexión de los malvineneses con el continente. La Argentina habían reclamado que los vuelos a las islas (realizados por Lan Chile) se hagan desde este lado de la cordillera.

El presidente chileno, Lagos, ordenó ayer continuar y ahondar la investigación del asalto, por el cual ya debieron presentar sus renuncias dos altos jefes militares. El mandatario se reunió con la ministra de Defensa, Michelle Bachelet, quien no descartó nuevas bajas en el ejército a la luz de las pesquisas que encabeza el fiscal regional que lleva la causa e, internamente, la propia institución armada.

Bachelet dijo que más personas están siendo investigadas y que aún no se ha “dado de baja a los autores materiales porque “queremos definir bien la responsabilidad de cada uno y ahí proceder . Parlamentarios chilenos decidieron promover un pedido de informes.