SEGUIR N LAS NEGOCIACIONES POR EL CONFLICTO GREMIAL POR LOS RESIDUOS

Kirchner tuvo que intervenir para que Moyano levante la huelga

El camionero aceptó anoche la conciliación obligatoria dictada por la provincia y hoy habrá recolección de basura en la Capital y el norte del conurbano. Pelea por la municipalización

Las calles del norte del conurbano bonaerense y de la Capital Federal amanecerán hoy un poco más limpias. El gremio de camioneros que lidera Hugo Moyano –un sindicalista cercano a la administración Kirchner– aceptó anoche la conciliación obligatoria dictada por el gobierno bonaerense en el conflicto gremial que paralizó la recolección de residuos que afecto a varios municipios. A ese paso se llegó luego de arduas negociaciones entre las partes y de gestiones realizadas incluso por el propio Kirchner (quien recibió al camionero en la Casa Rosada), ya que Moyano se había mostrado dispuesto a desacatar la medida. Como resultado, se levantó el paro, y en 15 días se retomarán las negociaciones para definir el futuro del servicio y de los alcances gremiales.

En la Capital, en tanto, el conflicto se había desatado con los trabajadores del Ceamse (el ente encargado de la recepción y procesamiento de la basura), pero la situación se normalizó por la tarde gracias a una intervención del ministerio de Trabajo y una garantía empresarial de continuidad y mantenimiento de las fuentes de trabajo en ese organismo.

En el caso bonaerense, el acuerdo se firmó tras tres horas de reunión en La Plata, entre las autoridades, los dirigentes gremiales, representantes de los municipios de Vicente López, San Isidro, San Fernando y Tigre, y ejecutivos de las compañías Cliba y Transportes Olivos, que prestan el servicio en esa zona. La jornada estuvo cargada de acusaciones entre las partes.

El enfrentamiento se produjo por la decisión de los jefes comunales de pasar a manos municipales el servicio de barrido de la vía pública, ante el “fuerte aumento que según los funcionarios vienen reclamando las empresas prestatarias, evitando así un aumento del impuestos locales (ABL). Esa movida desencadenó la reacción gremial.

Subyace una situación similar a la que en su momento se planteó entre choferes y mercantiles por la tutela sindical en la empresa Carrefour. En aquella oportunidad Moyano disputó la representación gremial de varios cientos de choferes de camiones sujetos al convenio colectivo de los empleados de comercio.

La tenida de Moyano es ahora con el gremio municipal bonaerense. Los recolectores de residuos provinciales pertenecen a camioneros y, por la misma razón, pretende evitar la eventual municipalización de esos servicios. De lo contrario, centenares de trabajadores pasarían a pertenecer en forma automática al gremio municipal bonaerense, que dirige el ex ministro de Trabajo de Duhalde, Alfredo Atanasof.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, afirmó hoy que “no se puede volver atrás con la decisión adoptada de reestatizar a partir del próximo 1 de enero el servicio de barrenderos ya que el pago es insostenible. Señaló que “un barrendero le cuesta a la Municipalidad 1.800 pesos , valor que incluye “cargas sociales, tributos con facturación de IVA e Ingresos Brutos de la empresa concesionaria, por lo que afirmó que “si sigue el aumento, hicimos el cálculo que en el mes de febrero o marzo nos estaría costando 2.300 pesos por cada barrendero .



Más de Impresa General