Miércoles  12 de Mayo de 2010

Grecia y Argentina, parecidos y diferentes

Por Manuel Solanet, Ingeniero.

La crisis de Grecia tiene muchas semejanzas con la de Argentina del 2001. Pero además de la similitud de una angustiosa situación fiscal sin manejo de la política cambiaria, observamos también un notable parecido en las reacciones locales en los medios políticos, intelectuales y populares. La visión conspirativa de la situación, los slogans, las manifestaciones callejeras y hasta los graffiti, podrían haberse encontrado en Buenos Aires, Córdoba o Rosario frente a una circunstancia similar. La opinión predominante en Grecia no relaciona la inmensa deuda pública y el enorme déficit fiscal con un nivel de gasto que sistemáticamente estuvo por encima los recursos fiscales. Se ignora esa fiesta previa o más bien se la percibe de otra manera. Habiendo como siempre necesidades insatisfechas, se pide allí más estado como si los recursos vinieran del aire. En Grecia como en la Argentina, las ineficiencias del sector público y el exceso de personal no son registrados por la gran mayoría de la población, que tampoco reacciona como debiera frente a la corrupción y el costo que ella significa. No se observa la más mínima resistencia de los contribuyentes frente a los reclamos siempre exitosos de los empleados públicos para el traspaso a planta permanente de personas que estaban en calidad de contratados. Este es uno de los instrumentos típicos del crecimiento de las burocracias estatales.

En la Argentina, como en Grecia, el gasto público se ha desbordado. En nuestro país el número de empleados públicos creció un 45% en los últimos siete años, sin embargo no se ha visto ninguna manifestación de alarma. Tampoco los trabajadores se han quejado por este desborde, siendo que ellos serán seguramente quienes lo paguen en mayor medida a través del impuesto inflacionario. Por lo contrario, tanto los sectores gremiales como buena parte de las clases medias, salen a la calle a protestar cuando se anuncia algún ajuste o un plan estatal de austeridad. Cuando este momento llega, la creencia popular es que se trata de un plan perverso pergeñado por intereses económicos supranacionales y por el “neoliberalismo”, y que además utilizan al Fondo Monetario Internacional como inspirador o como verdugo. El ajuste es la propuesta perversa y malintencionada de todos estos demonios.

Cuando el gobierno de un país camina hacia el default debido a su desequilibrio fiscal y al cierre o encarecimiento de sus fuentes de crédito, sólo tiene dos alternativas para evitarlo: 1) un programa de ajuste planificado de reducción del gasto público y aumento de los recursos; o 2) la devaluación de su moneda permitiendo el subsecuente retraso de los salarios públicos y de las jubilaciones frente a la inflación provocada. La primera de las alternativas necesita un plan generoso de ayuda externa que permita superar la transición y cubrir los costos económicos y sociales de las medidas de ajuste. Este es el camino que está siguiendo Grecia con apoyo de la Unión Europea y del FMI. La segunda alternativa significaría para Grecia abandonar la unión monetaria y encontrarse con todos los problemas que tuvo la Argentina cuando abandonó la convertibilidad. Recordemos la pesificación de los contratos y de los depósitos en dólares y todo lo que ello implicó sobre la seguridad jurídica.

Existiría una tercera alternativa teóricamente más atractiva, pero que debe descartarse. Sería la de hacer crecer rápidamente la economía para diluir la magnitud del gasto público. Pero esta posibilidad es muy difícilmente alcanzable cuando la reactivación ya no puede ser impulsada por instrumentos fiscales y además no hay inversiones por la falta de confianza.

Grecia se enfrenta a un serio problema político. Su parlamento aprobó el plan de ajuste y tiene el dinero, pero la fuerte oposición política y las calles, no lo harán fácil. La opción estilo argentina de devaluación, dracmatización (pesificación) y default, significaría para Grecia, además de todas las consecuencias propias de un ajuste desordenado, el abandono de la unión monetaria del Euro. Sería un fracaso que la Unión Europea, con su inmenso plan de ayuda, ya decidió evitar. Esta es la diferencia.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000077,500083,5000
DÓLAR BLUE-2,5641186,0000190,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-2,2062-165,1099
EURO0,296892,201692,4674
REAL0,274513,882613,9182
BITCOIN0,066713.038,620013.047,7900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-1,968531,1250
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,174630,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,941233,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-19,148976,0094,00
CUPÓN PBI EN PESOS-3,52941,641,70
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-5,553052.512,6000
BOVESPA-0,2400101.259,7500
DOW JONES-2,290028.335,5700
S&P 500 INDEX-1,85903.465,3900
NASDAQ-1,640011.548,2820
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,2768399,3123398,2100
TRIGO CHICAGO-2,0940227,6273232,4958
MAIZ CHICAGO-0,4770164,2651165,0524
SOJA ROSARIO0,9316346,7000343,5000
PETROLEO BRENT-3,040540,500041,7700
PETROLEO WTI-3,086638,620039,8500
ORO-0,09461.900,20001.902,0000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology