Tras la polémica que desató su designación

Graciela Ocaña asumió como titular del PAMI

El presidente Kirchner agradeció a Ocaña haber aceptado la propuesta y enfatizó que “la reconstrucción de Argentina está por encima de cualquier cuestión partidaria .

La diputada Graciela Ocaña asumió hoy la conducción del PAMI, el instituto de salud y asistencia social que atiende a unos 3,5 millones de jubilados y que está catalogado como uno de los focos de corrupción más grave de la Argentina.

En el acto de asunción, en la Casa Rosada, Ocaña prometió terminar “con los bolsones de corrupción y aseguró que durante su gestión el PAMI estará al servicio de los jubilados y no será “una caja para la política en alusión a las denuncias que señalan que los gobiernos de turno utilizaron el dinero de la entidad para campañas electorales y partidarias.

“Estamos frente a un presidente que ha vuelto a poner la política como impulsor de la justicia social , sostuvo la legisladora en alusión a Néstor Kirchner, quien sorprendió a propios y extraños con esta designación la semana

pasada.

Ocaña, de 43 años, apodada “La Hormiguita en el Congreso por su laboriosidad de perfil bajo, cosechó popularidad al involucrarse en la denuncia e investigación de sonados casos de corrupción como el lavado de dinero y el supuesto soborno a senadores para aprobar una ley en 2002, entre otros.

El PAMI, la mayor obra social del país, tiene 3,5 millones de afiliados, un presupuesto de 2.700 millones de pesos (unos 930 millones de dólares) y más de 10.000 empleados.

Por su parte, Kirchner agradeció a Ocaña haber aceptado la propuesta y enfatizó que “la reconstrucción de Argentina está por encima de cualquier cuestión partidaria y ratificó su compromiso en la lucha contra la corrupción.

El mandatario también juró por sus hijos que el nombramiento no está relacionado con ningún intento para desmembrar a la oposición como lo habían asegurado versiones de prensa, teniendo en cuenta que la designación de Ocaña provocó un cimbronazo en la Alternativa para una República Igualitaria (ARI), el partido liderado por Elisa Carrió.

Carrió cree que al aceptar el ofrecimiento, Ocaña decidió también su salida del partido, pero la involucrada, hasta no hace mucho mano derecha de la ex candidata a presidente en 2003, no tiene en mente renunciar al ARI ni a su banca, y sólo pidió licencia.

Ocaña reemplazará a Juan González Gaviola, actual interventor del PAMI, que culminó una gestión de seis meses.

La de Ocaña será la intervención número 19 del PAMI desde su fundación en 1971, dando cuenta de las dificultades del manejo de gigantesco instituto que maneja el tercer presupuesto entre las instituciones del Estado.

Noticias del día