Viernes  23 de Julio de 2010

Google versus los diarios

La gráfica e Internet no sólo batallan por conquistar lectores, sino también por su principal fuente de ingresos: la publicidad. ¿Qué lugar ocupa Google en este escenario? El desafío del papel para adaptarse a un contexto de noticias inmediatas.

* Por Alexandre Hohagen

Google y cómo Internet puede beneficiar a la industria gráfica

El diario de papel vive una crisis innegable, en buena medida, a partir de la aparición de Internet como generador de noticias de primera mano y fuente de información para miles de millones de personas. Así las cosas, algunos sectores de la prensa gráfica han intentado responsabilizar del problema a la red, en lugar de buscar adaptarse al nuevo escenario. En el caso de Google, un referente entre las compañías de Internet, se han dicho muchas cosas, la mayoría de ellas erróneas. Demostraremos aquí que en lugar de perjudicarlos, el comportamiento de Google beneficia a los periódicos.

En efecto, Google dirige unos mil millones de clicks al mes a sitios de noticias online a través de Google News y más de tres millones de visitantes adicionales a través de sus otros servicios. Tal como escribió el CEO de Google, Eric Schmidt, en diciembre en The Wall Street Journal: "Son 100.000 oportunidades por minuto para ganar lectores fieles y generar ingresos ¡de forma gratuita!". Y no es que Google obtenga grandes ganancias a expensas de los diarios, porque la mayor parte del dinero generado por la compañía proviene de sus anuncios y la búsqueda de noticias sólo puede generar una mínima fracción de sus ingresos por publicidad.

En el marco de la lucha de la prensa por lograr un mayor equilibrio entre un mejor acceso a través de Internet a sus contenidos y el hacer dinero, la posición de Google consiste en que los beneficios de Internet estén disponibles para todos los usuarios y los editores. Pero ese ingreso "abierto" no tiene que ser necesariamente libre. Los periódicos bien pueden ganar dinero haciendo que sus contenidos estén disponibles sólo a través de suscripciones, una perspectiva que es aceptable para un 40% de los latinoamericanos, según una encuesta mundial publicada este mes por Nielsen Online.

Google considera que, sin perjuicio de que probablemente la publicidad seguirá siendo la principal fuente de ingresos para la mayoría del contenido de noticias online, el contenido pago puede contribuir a la línea de base de un periódico. Para generar ingresos adicionales por publicidad, los periódicos deben implementar la tecnología para atraer más lectores en Internet, que persistan en su lectura durante mayor tiempo. Concretamente, Google y las principales organizaciones de noticias están probando un nuevo servicio llamado Google Fast Flip, que se basa en la suposición de que si es más fácil leer noticias en Internet, más gente va a leer más noticias. Google está investigando otras innovaciones para permitir a los periódicos ganar dinero con el contenido que creen, como el ofrecer un inicio de sesión único que permita a los usuarios su fácil acceso al contenido y la posibilidad de administrar suscripciones que incluyan a diferentes sitios de medios de comunicación; una propuesta que contemple múltiples opciones de pago; y la posibilidad para los periódicos de restringir fácilmente el libre acceso a su contenido de suscripción.

A través de la innovación y de la tecnología, la industria de la prensa puede reinventarse, sobrevivir y volver a prosperar. Pero para lograrlo, primero tiene que adaptarse a un medio cambiante cuya fisonomía se ha tornado mayormente tecnológica. Y Google, desde siempre, está colaborando activamente en pos de ese objetivo. z we

* Por Roberto Guareschi

Con amigos así...


¿Google es una institución de beneficencia? Eso parece sugerir el director de la empresa en América Latina en su columna publicada en El Cronista.

Alexandre Hohagen exalta las investigaciones que el buscador más importante del mundo está realizando "para permitir a los periódicos ganar dinero" en medio de la innegable crisis que sufren. Más aún, sostiene que Google les genera ingresos "¡de forma gratuita!" (sic) derivándoles lectores que usan su buscador. Y eso, pese a que la búsqueda de noticias genera "una mínima fracción de sus ingresos por publicidad".

¿Cómo explicar semejante generosidad en una empresa tan eficaz en la obtención de lucro que anunció una ganancia neta de u$s 1970 millones en el último trimestre de 2009?

Meses atrás, Rupert Murdoch -el más importante empresario de medios del mundo- denunció que Google le "robaba" contenidos periodísticos y lucraba con ellos; no iba a permitirlo más. Claro, no dijo que él tenía a mano el candado que podía proteger a sus contenidos y que no lo usaba porque iba a perder las visitas provenientes de Google.

Con sus medias verdades y su enorme influencia en el mundo de los negocios, Murdoch instaló la idea del fin de la gratuidad y logró que lo siguieran otros diarios importantes. También se acopló a ese envión una empresa multinacional que vende conexiones a Internet. El presidente de Telefónica, César Alierta, dijo que comenzará a cobrarles peaje a las empresas que usan sus conexiones a Internet para hacer negocios. Lo dijo con el mismo tono pendenciero de Murdoch. Y mencionó a Google.

Google quedaba expuesta como una sanguijuela. Ésta es la imagen que los más altos ejecutivos de la empresa salen a neutralizar anunciando que defienden a los diarios. Esos objetos de otra era les generan "mínimas ganancias" pero aún influyen mucho en la construcción de imagen. Y hoy Google necesita que la suya esté reluciente porque compite a diestra y siniestra por el espacio de los buscadores, por los avisos en celulares, etcétera.

Es cierto lo que dice Hohagen: las ganancias más altas de Google no provienen de los diarios sino de los avisos que circulan por el planeta atados a sus búsquedas, a los mensajes por Gmail, entre otros. Si uno ha escrito "viaje" en la ventana de búsqueda o en su mensaje electrónico, a la derecha de la pantalla aparecerán avisos vinculados al tema: están muy bien direccionados, son baratos y se pagan según las visitas que le generan al avisador. Un poco más caros son los avisos que aparecen prominentes entre los resultados de la búsqueda.

¿Google es un amigo de los diarios? Trabaja sobre la debilidad de los diarios, cuyos avisos son como escopetazos, van al bulto; no todas las municiones le pegan a la presa. En cambio, los de Google tienen un porcentaje de acierto mucho más alto. Aunque fuera un amigo verdadero, Google aumenta aquella debilidad: empresas que hoy avisan a través del buscador eran clientes de los diarios.

Pero aún así, ¿Google puede ser un aliado de los diarios? Sí: por ejemplo un aliado táctico contra el peaje anunciado por Alierta. Los diarios tendrían mayores costos -justo ahora- por un negocio ajeno. En cuanto a Google, el peaje iría directo al corazón de su negocio, la gratuidad: si hay menos tráfico, habrá menos ganancia para el gigante de los buscadores. He aquí un terreno común en el cual los diarios aportarían más. Debilitados y todo, todavía suelen ser decisivos con su peso en el poder y en la gente que empieza a dejar la juventud.

Hohagen tiene razón, aunque parezca hablarles a los diarios parado en la cima de sus altísimas ganancias: para reinventarse, sobrevivir y prosperar, "primero tienen que adaptarse a un medio cambiante".

Tiene razón. Nadie puede ayudarlos, ni siquiera amigos desinteresados. La reinvención depende de un profundo cambio de cultura, algo que ya es difícil para un individuo. Seguramente lo es mucho más para empresas de una industria centenaria, con prácticas y modos de organización verticales, que les dieron grandes ganancias, lustre y poder en tiempos lentos. Esa cultura es hoy una mochila más pesada que nunca, en este cambio de época, cuando la velocidad y la creatividad son esenciales para sobrevivir y ganar. En el mundo de los negocios no hay afectos; sólo intereses. Los más débiles perecen, igual que en el reino animal. z we

Periodista innovador

*Roberto Guareschi es columnista y editor para América Latina de Project Syndicate, agencia internacional de columnas de opinión. Miembro de la Academia Nacional de Periodismo, dirigió la redacción de Clarín entre 1990 y 2003, y la de El Cronista Comercial en 1975 y 1976. También participó de la creación del sitio clarín.com.

Ejecutivo.com

*Alexandre Hohagen es director General de Google para América Latina. Antes de ingresar a la empresa en 2005 como jefe de Ventas para Brasil, fue director de HBO en ese país. Hohagen tiene un grado en Relaciones Públicas de la Universidad de Sao Paulo y grados en Administración de Empresas de IMD (Suiza) y de IIHR (Holanda).

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,300377,500083,5000
DÓLAR BLUE2,6316191,0000195,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-5,2124-171,6253
EURO0,059392,642592,6975
REAL0,059013,901313,9061
BITCOIN-0,585912.899,090012.907,1900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,392231,7500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,174630,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,941233,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)5,618094,0089,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,59171,701,69
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,628051.671,5600
BOVESPA-0,6500101.917,7300
DOW JONES-0,100028.363,6600
S&P 500 INDEX0,34463.453,4900
NASDAQ0,370011.506,0060
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,2107399,3123394,5356
TRIGO CHICAGO1,8868233,1388228,8215
MAIZ CHICAGO0,9009165,3477163,8714
SOJA ROSARIO0,0000342,0000342,0000
PETROLEO BRENT-1,813541,690042,4600
PETROLEO WTI-2,313039,700040,6400
ORO-0,01051.900,90001.901,1000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology