Gas Natural ahora convierte autos a GNC

El grupo español Gas Natural –que en la Argentina controla Gas Natural BAN, la distribuidora gasífera que presta servicios en el Gran Buenos Aires– busca compensar el congelamiento y la pesificación de las tarifas. Para sumar ingresos en negocios no regulados, el holding recurrió a otra subsidiaria local, Natural Servicios, con la que apunta a pisar fuerte en una actividad que mueve más de 300 millones de pesos anuales: la conversión de vehículos a Gas Natural Comprimido (GNC).

El viernes, la empresa cortó las cintas de Natural GNC, el primero de una red de talleres especializados en conversiones a ese combustible que planea montar en el país. Con el local inaugurado y la red futura, Natural Servicios apuntará a adaptar al GNC a vehículos nafteros de alta gama.

En la empresa dicen que corren con ventajas: su marca paraguas y la posibilidad de proveer servicios de posventa de calidad, por el expertise que reúnen en distintas aplicaciones del gas natural.

“Es una excelente oportunidad para construir una marca en este segmento y atender un sector que está esperando una oferta diferencial en términos de calidad y servicio , sostuvo Antoni Peris Mingot, presidente de Natural Servicios. “Este es el primer centro de lo que esperamos llegue a ser, por vía de franquicias, la principal cadena de talleres de conversiones a GNC del país , agregó el directivo.



El combustible de la crisis

Impulsado por las subas de los precios de la nafta y el gasoil desde la devaluación, el negocio del GNC sumó cada vez más adeptos con la crisis. Según el Enargas, sólo en agosto pasado se reconvirtieron 32.090 vehículos a ese combustible, cifra que lleva a que hoy existen en la Argentina 1.062.575 autos adaptados a GNC, un número que instala al país al tope del ranking mundial.



Noticias del día