Exportadores esperan ok europeo a maíz transgénico

Los exportadores de granos, aceites y harinas de la Argentina tienen las expectativas puestas en la próxima reunión del Consejo de Ministros Agrícolas de la Unión Europea, los próximos 18 y 19 de febrero, ya que lograron poner en la agenda la discusión sobre la aprobación comercial del maíz transgénico GA-21 en ese destino. Hoy, el mercado europeo permite comprar productos elaborados sobre la base de ese cereal, pero no sus granos, que es el modo principal en que la Argentina envía maíz a Europa.

El GA-21, cuya patente le compró la semillera suiza Syngenta a la estadounidense Monsanto a nivel mundial hace cinco años (aunque en el país hay más empresas con maíces que contienen ese gen, pues se difundió sin patente), había quedado excluido de los envíos a Europa en abril pasado, cuando una norma de la UE prohibió la presencia de eventos transgénicos que no tuviese aprobados en los embarques que compraba.

Ello hizo que se suspendieran los envíos locales hasta agosto, cuando las autoridades europeas autorizaron los despachos bajo un sistema de monitoreo y control por parte de los exportadores locales, que garantizara la ausencia del gen, algo que se eliminaría si ahora lo autorizan.

La Argentina es el segundo exportador de maíz del mundo (detrás de Estados Unidos). Con 2,76 millones de toneladas de enero a noviembre de 2007, Europa fue el principal destino del cereal argentino, con España, por lejos, a la cabeza (1,66 millón). De allí que os operadores españoles también estén expectantes de las novedades.