Lunes  11 de Febrero de 2008

Empleo con fecha de vencimiento

El trabajo temporario no deja de crecer en el país. Y durante el verano, el número de empleados bajo esta modalidad alcanza nada menos que las 100.000 personas al mes. Industrias con alta estacionalidad, reemplazos por licencias y mayor demanda en los centros turísticos son algunos de los motores de este aumento

Sube la sensación térmica y la demanda de trabajadores temporarios también comienza a elevarse. La ecuación es simple y se viene manteniendo con el paso de los años, si bien el impacto que supo tener tiempo atrás en el total del año resulta hoy menos directo. De la mano de algunos rubros estacionales, se calcula que durante enero y febrero de 2008 podrían superarse las 100.000 personas ocupadas por esta modalidad, cada mes. Aunque esta alternativa todavía no alcanza en la Argentina los niveles de ciertos países desarrollados, representa un recurso más que viable para algunas corporaciones, ya que les permite afrontar circunstancias pico sin la necesidad de efectivizar nuevos empleados y en forma más rápida y eficiente que recurriendo a cualquier proceso de reclutamiento y selección.

El foco de los pedidos en los meses de calor es variable. Por un lado, está relacionado con el refuerzo de dotaciones en el sector industrial, un rubro que actualmente representa en el total cerca de 50% de la ocupación de personal transitorio durante todo el año. Según aseguran desde las propias agencias de empleo temporal, en este ítem son los segmentos automotriz, metalmecánico, agroindustrial, y de química y petroquímica los que se ubican a la cabeza de las solicitudes. Por otro, también tienen su influencia los reemplazos por licencias y la mayor demanda en los centros turísticos, en apartados como hotelería, gastronomía, comercio y entretenimiento, si bien en estos sectores existe una fuerte incidencia de trabajo informal.

El otro componente lo forman los casos de compañías que desarrollan acciones promocionales en la costa o la montaña, sin obviar otros nichos valuartes de esta alternativa como las empresas de catering, organización de eventos y promociones, entre muchos otros.

“Nuestra actividad tiene una característica sumamente valorada por las empresas, que es la velocidad de respuesta a sus necesidades, ya que lo habitual es que nos pidan personal de un día para el otro. Pero además de la rapidez, tenemos el plus de que la gente que proveemos ya está capacitada en la función a desempeñar”, explica Jorge Cruzate, secretario de la Federación Argentina de Empresas de Trabajo Temporario (FAETT). La actividad cerró el año 2007 con un promedio de 96.000 personas por mes, lo que representa un crecimiento de alrededor de 10% con respecto al acumulado de 2006, con un horizonte en sintonía. La perspectiva marca una suba de al menos otro 10% en el acumulado de 2008, con pronósticos que incluso hablan de un 15% de repunte, lo que redundaría en casi 115.000 personas ocupadas.

“Por lo que llevamos del verano podemos confirmar que se han incrementado los índices de personas asignadas, comparado con el año último. Y la proyección para el resto del año es muy positiva”, afirma Alfredo Fagalde, gerente general de Manpower Argentina. El incremento es notorio se si repara que en 2002 había sólo 34.000 personas empleadas por esta modalidad, si bien aún sigue representando un porcentaje ínfimo del total de empleo en blanco, cercano al 2%. En Francia, Alemania e Italia, más del 12% de los trabajadores tienen contratos temporarios, mientras que en España la cifra alcanza a más del 30%.

De todas maneras, y contrariamente a lo que podría suponerse, el pico máximo se produce en diciembre, un mes que cerró con más de 100.000 trabajadores la reciente temporada, merced al impacto del rubro del comercio, que tiene en las fiestas su punto máximo de ventas y habitualmente opta por empleados con fecha de vencimiento para satisfacer a los clientes. “Igualmente, la suba de fin de año en comercios es residual en lo referido a personal eventual, ya que muchos quedan en enero y febrero cubriendo posiciones por reemplazos de vacaciones. Luego, siempre hablando sólo de algunos nichos, el 50% de ellos son incorporados en marzo a planta permanente”, dice Sebastián Schmid, director de Sales Marketing & Events de Adecco. En este sentido, son principalmente los shopping centers y las cadenas de electrodomésticos quienes tras algunos meses de prueba deciden la incorporación del trabajador transitorio. Y si bien no existe convenio alguno en este aspecto, es habitual que los empleados eventuales sean tenidos en cuenta ante vacantes producidas por ampliación de plantilla o rotación, teniendo en cuenta la experiencia adquirida.

Selección y capacitación anticipadas

Pero los rubros son variados y no se agotan en los mencionados. El segmento de call centers también refuerza sus staffs sobre fin de temporada, algo que se extiende a otras ocupaciones que en general ocupan los estudiantes universitarios, que con la nueva temporada se replantean el camino laboral a seguir o bien se dedican a preparar sus exámenes. Pero, el boom estival como -era de esperar- le corresponde al apartado de promociones, donde no existe tanta informalidad y los números cuentan.

Previendo la demanda espontánea y la rapidez requerida, en lo referente a los procesos de selección y reclutamiento las compañías trabajan en forma anticipada, de manera tal de satisfacer de inmediato el perfil solicitado. “Normalmente en verano se realizan procesos que incluyen técnicas de selección grupales, para así acelerar los pedidos de las empresas, que en esta época suelen ser más numerosos. Apuntamos sobre todo a candidatos que reúnan competencias relacionadas con la flexibilidad, que tengan ganas de trabajar y que se adapten fácilmente a cualquier necesidad”, remarca Andrea Ávila, directora ejecutiva de Sesa Select. Las vías de atracción incluyen avisos de reclutamiento, herramientas de bases de datos de empleo, acuerdos con casas de estudio y también contemplan postulaciones espontáneas y el trabajo de selectores profesionales que anticipan las demandas del cliente.

Lo mismo sucede con la capacitación. De acuerdo al rubro, los postulantes reciben la formación adecuada según el caso, de manera tal de que tenga el expertise necesario en el momento justo. “Las compañías saben que somos una solución, porque no le mandamos un junior o alguien inexperto en lo que tiene que hacer”, menciona Schmid. Y cuenta que Adecco inauguró el pasado año un centro de capacitación de recursos, orientado a dos puntas. Por un lado, les ofrecen capacitación adicional a quienes ya están trabajando en alguna empresa, para que incorporen más conocimientos en el perfil actual o bien puedan especializarse en nuevos oficios. Por otro, van enseñando y preparando a los nuevos postulantes, en las tareas que son más afines según estudios y aspiraciones.

Y si se habla de perfiles, logran diferenciarse aquellas que cuentan en sus filas con individuos capaces de rendir en oficios y profesiones en proceso de extinción. Matriceros, soldadores, fresadores y electricistas son algunos de los oficios con más demanda y menos oferta, sumados a la escasez que se experimenta en materia de ingenieros y técnicos de casi todas las ramas y especialidades. “También piden muchos albañiles, electricistas y carpinteros, así como bordadores para la industria textil, y programadores y analistas para satisfacer la demanda en lo que es tecnología”, dice Cruzate.

Esta realidad se agrava a medida que baja la tasa de desocupación. En momentos de recesión y alto desempleo, la alternativa representó una vía válida para que las empresas puedan canalizar sus necesidades de plantilla. Hoy, no siempre se puede dar respuesta al pedido del cliente. “Es una fuerte problemática que enfrentamos: ante una tasa de desempleo que disminuye cada vez más, se torna más difícil cubrir las vacantes que se producen. Por ello, se ve mucha rotación dentro del rubro empleo temporal también”, sostiene Ávila. Una de las vueltas de tuerca para solucionar esta situación es la participación en las ferias de empleo y potenciar las búsquedas entre los estudiantes o aprendices de dichos oficios.

En la búsqueda

En cuanto a la demanda durante esta época, en el rubro promociones estalla el verano. Aunque, además de consultar a las empresas especializadas, muchas compañías optan directamente por recurrir a las agencias de promociones. Y en la mayoría de los casos, este personal temporario sirve de complemento para empleados efectivos a cargo de la organización y logística.

En Volkswagen, por ejemplo, contratan promotoras a través de agencias especializadas. “Nos proveen de personal por lo que dure el evento en sí, aunque la capacitación está a nuestro cargo, según lo que necesitemos puntualmente”, afirman desde el departamento de Recursos Humanos. “Pero en lo que es producción, en líneas generales no contratamos gente temporal, ya que las vacaciones del personal son otorgadas en el período de parada de planta”, continúan desde VW.

El caso de Fiat es más o menos similar. “Para las acciones de verano estamos ocupando unas 60 personas, entre promotoras, personal técnico, responsables de stand y demás. Pero en el área de producción no contratamos gente temporal, sino que coordinamos el proceso productivo con las vacaciones del personal”, manifiesta Javier Vernengo, director de Relaciones Externas y Comunicación de Fiat. Sí se da el caso de picos de producción, en los que se suele recurrir a operarios temporales.

Otra de las empresas que habitualmente recurre a esta modalidad es Indexport, dedicada a la organización de exposiciones y ferias profesionales. Fundamentalmente, buscan gente que desarrolle funciones específicas de asistencia en sectores como prensa, control de accesos, entrega de material y puestos de informes, entre muchos otros. Aclaran que se manejan con agencias de empleo general. “Es fundamental contar con un proveedor confiable que conozca nuestra actividad y que nos ofrezca buenos precios y personal muy capacitado. Esta sinergia sólo se da cuando el proveedor sabe que uno va a cumplir y vislumbra cierta continuidad en la relación”, confía Natalia Porta, gerente de Comunicación de Indexport

En el Hotel Alvear, en tanto, también recurren a esta modalidad de empleo temporario. “Nos encargamos de definir quiénes van a trabajar en la empresa, tras una preselección que hace la agencia de empleo. El pico es en temporada alta, entre octubre y diciembre”, dice Pilar Bruzzo, gerente de Recursos Humanos, al tiempo que aclara que ante eventuales vacantes privilegian el crecimiento interno.

En cambio, desde Home Flowers, empresa especializada en obsequios premium y en ambientación de espacios y eventos, aseguran que sí se inclinan por gente que haya trabajado en forma temporaria si se produce algún hueco. “Tenemos la ventaja de que ya los conocemos. Y si bien no pasa cada mes, desde 2005 trabajamos con personal temporario y cada vez que se produjo una vacante optamos por algún colaborador de estas características”, dice Sebastián Jasminoy, socio gerente de la empresa. En general, los nuevos quedan bajo la órbita de algún supervisor, que los va guiando y apoyando en la función.

La agencia de viajes Mawa también suele requerir los servicios de empleados temporales. “Le facilitamos al empleado una carpeta con información general de la empresa, nuestra visión y objetivos, y enseguida le asignamos un tutor que le explique en detalle las funciones y actividades del puesto en cuestión”, dice Maximiliano Waicman, director.

Pero claro que no todas las compañías recurren a las agencias de empleo. Muchas de ellas tienen su propia base de trabajadores extras o bien recurren a otras firmas especializadas en el manejo de estas necesidades puntuales. Por ejemplo, el Hotel Intercontinental cuenta con una base de datos de personal de carácter discontinuo, a la que recurren cuando la plantilla permanente del hotel se ve sobrepasada ante una demanda excesiva. “Tenemos 14 salones para eventos y convenciones, y una cantidad de empleados acorde a una demanda más o menos normal, según el promedio. Pero cuando nos vemos saturados, hacemos uso de esta alternativa”, reconoce Miguel Cecaloni, director de Recursos Humanos. En dicho listado, el establecimiento privilegia dar una oportunidad a jóvenes en busca de su primer empleo, en general egresados de escuelas de hotelería.

Así las cosas, lo concreto es que más allá de los cambios legislativos -ver recuadro-, la demanda de empleo temporario sigue en ascenso, en verano y también durante el resto del año, en una ecuación que parece cerrarles a casi todos los protagonistas. Y el creciente número de trabajadores con fecha de vencimiento sirve como contundente confirmación.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,289980,500086,5000
DÓLAR BLUE-0,6410151,0000155,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,7577-147,7955
EURO0,277996,974697,0066
REAL0,420215,195115,2006
BITCOIN6,919219.442,950019.450,7700
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,301134,0625
C.MONEY PRIV 1RA 1D3,125033,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D2,836936,2500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-5,263290,0095,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00001,701,70
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-1,542055.427,2600
BOVESPA-1,3600110.575,4700
DOW JONES-0,910029.910,3700
S&P 500 INDEX-0,45953.638,3500
NASDAQ-0,060012.205,8460
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-1,9299429,4421437,8932
TRIGO CHICAGO-2,5985213,4810219,1762
MAIZ CHICAGO-1,2926165,3477167,5130
SOJA ROSARIO0,0000346,5000346,5000
PETROLEO BRENT-1,224647,590048,1800
PETROLEO WTI-0,944445,100045,5300
ORO-0,44331.774,00001.781,9000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology