Viernes  25 de Enero de 2008

El verano a un paso de Buenos Aires

Extensos parques arbolados, piscinas y lagunas naturales, un excelente servicio y la comodidad de sus habitaciones hacen que las propuestas bonaerenses sean una vía de escape perfecta

En el agobiante verano de estas pampas, las estancias y hoteles de campo que suman a todo esto las bondades de una gran piscina, o las bellezas de ríos y lagunas, son una opción perfecta para escaparse unos días y estirar así un poco más las vacaciones. Hay, en toda la provincia de Buenos Aires, cientos de establecimientos de este tipo. Algunos son emprendimientos nacidos como alojamientos, mientras que otros tienen sus orígenes en la producción ganadera, pero en ambos casos, sus virtudes son similares: paz, relax, servicios de buen nivel y un contacto privilegiado con la naturaleza.

Por eso, si las vacaciones aún no llegan, o incluso si ya terminaron, allí están estos oasis de tranquilidad para proveer descanso sin moverse muy lejos de casa.

Una hora es suficiente

Apenas 60 minutos alcanzan para internarse en la Ruta 11, la que bordea la costa del Río de la Plata hasta llevar a los balnearios bonaerenses. A sólo 100 kilómetros de la Capital, se llega a Magdalena, una de esas ciudades históricas que nació con el virreinato y que todavía conserva cosas para mostrar. Entre ellas, sus antiguas casonas, la iglesia, el teatro Español. Pero también exhibe esos salones típicos del campo bonaerense como el restaurante La Esquina, uno de los tantos que ameritan un almuerzo poblado de carne de primera.

Magadalena es la referencia para avanzar hacia un laberinto de médanos, playas y bosques en galería (en auto o en bicicleta) que permiten descubrir sitios como la estancia El Destino. Luego de 40 kilómetros, se arriba a este establecimiento que permite disfrutar de un paisaje frondoso, verde y poco visitado, que cuenta cómo eran esas costas hace varios siglos.

Del mismo modo, los rincones de El Destino van dando cuenta de la historia de los Pearson, la familia que construyó la estancia y que plantó los numerosos árboles que forman el parque cercano a la casa principal. Aquí hay dos opciones bien claras. En la primera no hay lujos, apenas unas habitaciones en un galpón reacondicionado. La segunda incluye alojarse en una sorprende casa de dos pisos hija del Bauhaus, en plena pampa argentina.

Con características similares y a sólo 10 kilómetros se puede encontrar La Estancia Santa Rita, fundada por Carlos Casares (gobernador de la provincia de Buenos Aires entre 1875 y 1878). Ambas están bajo el marco de la reserva mundial de Biosfera denominada Parque Costero del Sur. Y en Santa Rita, los mansos caballos criollos son el medio perfecto para descubrir esta área protegida, la más cercana a la Capital.

Y aún más lejos, a 250 kilómetros de Buenos Aires y a otros 10 de la costa del Río de la Plata, aparece Las Víboras, un campo que ocupa parte de la reserva natural Samborombón. Su casco de estilo neoclásico del año 1820 es el punto de partida para adentrarse en las tareas del campo, o bien para fascinarse con la fauna autóctona, compuesta por zorros, ciervos, jabalíes, ovejas y vizcachas. El avistajes de aves, que se congregan en número y con representantes de más de 50 especies, es otro punto alto del lugar. La pileta de agua, salada distante a unos 100 metros del casco, completa el cuadro ideal para el verano.

Tierra de jinetes

Siguiendo con la premisa de no alejarse, Cañuelas, zona de polo y chacras, es el asiento de la Estancia el Silencio, ubicada en el kilómetro 42 de la Ruta provincial Nº 6. Se trata de una antigua estancia argentina dueña de un ambiente agradable y natural, en el que el esplendor de los eucaliptos y las casuarinas se conjugan con la calidez colonial de sus instalaciones. La casa principal cuenta con todas las comodidades propias de la mejor hotelería; en la planta baja se distribuyen un amplio living con chimenea, un espacioso comedor para 12 personas y un departamento con dos cuartos y un baño. En la planta alta, tres confortables dormitorios con dos baños y una suite garantizan el confort. Además, todas las habitaciones tienen acceso a una gran terraza desde donde es posible contemplar la extensión del parque y la manada pastando.

En la localidad de Uribelarrea, a la que se llega por la misma Ruta 6, se encuentra un alojamiento con menos historia en el turismo, pero alto nivel de servicios. La Figura exhibe un estilo arquitectónico elegante, sus jardines se muestran perfectos y su cocina seduce con platos regionales, pero también con propuestas mediterráneas. La estancia, fundada por Carlos Pellegrini, cuenta con 13 suites que presumen de estilo y buen gusto, especialmente a través de las mayólicas de Sevilla, los mosaicos venecianos y las griferías Pas de Calais que decoran sus respectivos baños.

En el primer piso, la suite principal suma, además, una amplia sala de estar con chimenea y un balcón con vista al campo de golf, pero también al parque poblado de estatuas que aportan algo más de glamour aún. En total, la casa cuenta con tres plantas y en las señoriales escaleras que las conectan se pueden ver alzadas decoradas por cerámicas con paisajes de Talavera de la Reina. Pero no sólo estas escaleras permiten desplazarse por el casco, misteriosos entrepisos y pasadizos secretos configuran una casa aparte, que el visitante no llega a advertir y que dan aires de castillo al lugar.

Muy cerca, a sólo 10 kilómetros de la localidad de Lobos, otra estancia que sorprende es La Monona. Su casco centenario está rodeado de palmeras, magnolias y laureles igualmente antiguos. Siguiendo la línea, los muebles son de época, pero los interiores no dejan de contar con detalles de modernidad como la conexión Wi Fi a Internet o la sala de televisión satelital. Pero la actividad principal de la estancia, como ocurre seguido en esta zona, es el polo. Desde la cría de caballos hasta los partidos, todas las actividades relacionadas con este deporte de centauros están al alcance del visitante, que puede tomar clases de taqueo pero también de equitación en general y hasta de pintura.

En el Oeste está la paz

General Rodríguez es uno de esos universos privilegiados en los que el tiempo no pasa. Alrededor del viejo pueblo y a un paso de las rutas más transitadas se encuentran algunos de los mejores lugares para descansar en el verano. Entre ellos hay que destacar a El Rezongo, una estancia hotel enmarcada por un magnífico parque arbolado y una espléndida laguna. Allí, la cancha de golf privada de seis hoyos sorprende a los visitantes. Después de una jornada de trabajo, no existe nada más relajante que pasar al living, sentarse en el sillón, escuchar buena música y saborear un exquisito whisky. En los pequeños detalles El Rezongo logra combinar lo tradicional de las casas de campo con un elegante toque europeo. Por su fácil acceso desde la ciudad y su salón totalmente equipado con la última tecnología es, además, el lugar ideal para realizar encuentros corporativos.

Netamente del lado de los hoteles, pero muy cerca de las anteriores, está el Elevage Resort, una alternativa de lujo a un paso de Buenos Aires. La dirección en el kilómetro 72 de la Ruta 6 desorienta un poco al que no está acostumbrado a recorrer los caminos bonaerenses, pero llegar es extremadamente sencillo y rápido. Sólo hay que tomar la Autopista del Oeste, luego Ruta 7 y tras 56 kilómetros se llega al cruce con la Ruta 6, pasando General Rodríguez y antes de Luján.

Allí, sólo hay que doblar a la izquierda y manejar 10 kilómetros más. ¿Qué es lo que se encontrará allí? Un hotel de 26 habitaciones montado en una construcción típica de campo, con techos altos en los ambientes comunes, finamente decorados con muebles de época. Además, en lugares como el restaurante de cocina criolla, lo antiguo se enlaza con toques minimalistas bien modernos, ya que conviven mesas y sillas de distintos estilos, algunas despojadas pero ubicadas con acierto. Y, por supuesto, lo mejor del lugar es que en el predio de 20 hectáreas hay espacio suficiente para encarar una y mil cabalgatas, o para aprovechar los ahora más largos días soleados en la enorme piscina con solarium.

Tomás Natiello

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,291580,000086,0000
DÓLAR BLUE-0,6329153,0000157,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,8423-149,2557
EURO0,144696,324396,3843
REAL-0,075815,154115,1612
BITCOIN-8,615417.103,510017.118,5500
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,550533,8750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-9,090930,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-8,275933,2500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000095,0095,00
CUPÓN PBI EN PESOS1,76471,731,70
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,582054.150,6500
BOVESPA0,0500110.132,5300
DOW JONES-0,580030.046,2400
S&P 500 INDEX-0,15843.635,4100
NASDAQ0,470012.037,3260
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,0000435,0455435,0455
TRIGO CHICAGO0,0000216,1449216,1449
MAIZ CHICAGO0,0000165,3477165,3477
SOJA ROSARIO0,0000344,5000344,5000
PETROLEO BRENT-1,810347,730048,6100
PETROLEO WTI-1,575144,990045,7100
ORO0,16621.808,50001.805,5000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology