Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El soporte publicitario en bolsas reciclables

Un emprendimiento sustentable fomenta el uso de bolsas biodegradables con mensajes de marcas.

El soporte publicitario en bolsas reciclables

La protección del ambiente es un tema central para el canal minorista, que todos los años suma nuevas regulaciones sobre, por caso, el uso de las bolsas plásticas. A eso se suma el reto de concientizar a la sociedad. Entre estos mundos surge Infopan, un emprendimiento que busca erradicar las bolsas contaminantes por otras biodegradables y, en el camino, difundir un mensaje solidario y educativo.

La firma tiene como objeto publicitar en bolsas ecológicas, generar conciencia y reemplazar en forma definitiva las de plástico. Rodrigo Dos Santos, su director y fundador, cuenta cómo surgió el proyecto, al que define como un medio de comunicación sustentable: "Nació en 2012, tras incubar la idea de desarrollar un nuevo medio de comunicación y poder aportar un granito de arena a la sociedad. Desde un inicio, junto a Nicolás Grichener, amigo y cofundador de Infopan, decidimos que el emprendimiento tenía que tener un fin solidario".

¿Cómo funciona? Infopan utiliza como soporte publicitario las bolsas de panadería. "La idea se enfoca en la distribución de bolsas de papel reciclado, impresas con publicidad de los comercios de la zona en una red de más de 600 panaderías en todo el país", dice Dos Santos, licenciado en Comercialización.

El proyecto beneficia a todas las partes, ya que "las panaderías se ahorran el costo de las bolsas y quienes comunican lo hacen de forma efectiva, contribuyendo con el cuidado del medioambiente y ayudando a los que más necesitan". Dos Santos indica que "todos los días, miles de bolsas con pan llegan a todos los hogares de la ciudad, por lo que decidimos redimensionar los espacios para anuncios publicitarios adaptándolos a bolsas de papel reciclado para que una red de panaderías las distribuya a diario, asegurándoles el 100% de efectividad a los anunciantes".

Desde su surgimiento, se reemplazaron 3 millones de bolsas de plástico, que equivale a preservar más de 2.800 árboles, dar oxígeno a 53.200 personas, salvar más de 45 millones de litros de agua, quitar 198 millones de kg. de dióxido de carbono del aire (misma cantidad utilizada por 499.960 autos por día) y ahorrar 1.463.712 kw de energía, mismo equivalente utilizado por 2.091 casas). Las diferencias entre sendas bolsas son elocuentes: las plásticas tardan en descomponerse unos 150 años y las biodegradables comienzan a desintegrarse luego de 18 meses de utilidad. Solo en Buenos Aires, se estima que al año se entregan en distintos comercios más de 500 millones de bolsas y alrededor del Planeta, un trillón.

El uso de bolsas plásticas comenzó a ser regulado en 2012, con la Ley 3.147, de la ciudad de Buenos Aires, que logró reglamentar la producción de bolsas biodegradables con el fin de reducir, hasta su prohibición, las bolsas no biodegradables en los comercios. Los supermercados e hipermercados solo pueden entrar bolsas plásticas que se encuentren certificadas bajo la Norma IRAM N°13.610. Estas son más resistentes y reducen el volumen promedio de bolsas plásticas que se entregan por cada compra, contribuyendo en gran medida a preservar el medioambiente.
 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar