Lunes  07 de Enero de 2008

El programa monetario 2008 y las necesidades de coordinación macroeconómica

Se conoció el programa monetario de 2008, marco esencial del Banco Central. Su eje es la meta de expansión anual del agregado monetario M2, que en el escenario básico se fija en un 18%. Valen comentarios sobre la filosofía y el enfoque de los objetivos y de las contingencias, y sobre el tópico de la coordinación macroeconómica involucrados.

Como premisa, el BCRA sigue atado a los objetivos de cantidad de dinero en lo instrumental, por el menor peso, se dice, de la tasa de interés en ese frente. Hoy, objetivos así se usan menos en el mundo. El Banco Central Europeo (BCE), sí, en su planteo de los ‘dos pilares’, usa el criterio de cantidad de dinero (con una visual larga) como uno de ellos. Claro que están muy especificados la meta de inflación y el compromiso de cumplimiento. Si aquel criterio informa sobre mayores expectativas de inflación, el BCE alza las tasas de interés.

Por su lado, el BCRA se ligaría más directamente al encuadre de los agregados monetarios. Junto con esto, el ‘número’ de la inflación tiene, pues, bastante más de ‘estimación’ que de meta (incluido un rango de estimación amplio). El BCRA asociaría de algún modo la meta de M2 con un tácito objetivo de ‘crecimiento del ingreso nacional nominal’, como diría Svensson.

Los valores de estos objetivos aun son algo altos según la comparativa mundial. Es que crecemos mucho y opera algo más de inflación. Estos niveles hasta se justificarían en tanto un mayor rigor podría, en las condiciones vigentes, perjudicar en materia de actividad y de empleo.

Pero, entonces, aquí caben consideraciones acerca del trato de las contingencias y de la coordinación macroeconómica. En lo primero, el que el BCRA alegue que la tasa de interés no es ‘su’ instrumento, no equivale a que las tasas no se muevan cuando se fuerza el cumplimiento de la meta de M2. Esto se vio a fines de 2006 con las medidas aplicadas al efecto en materia de depósitos. En 2007 se fue menos visible porque, para asegurar el cumplimiento, se apeló a los depósitos públicos. El movimiento concreto de las tasas importa para las decisiones de portafolio, en materia cambiaria, etc.. Y, cuando ahora se deslindan las metas del M2 (en privadas y públicas), el intríngulis acerca de las tasas puede robustecerse. Lo mejor, pues, es extremar el celo sobre las esferas más primarias de creación-absorción monetaria.

Otro punto clave conectado con lo anterior y con algo dicho más arriba: pareciera que tanto el BCRA como Economía toman demasiado exógeno al guarismo de inflación (mera ‘estimación’). Pero, una cosa es asumir que el actual modelo, por su tenor, tiende a ser menos bizarro (que la ortodoxia) en el planteo antiinflacionario, y otra forzar el punto, cuando en verdad, y no tanto a nivel de la política monetaria, hay otras políticas -de disciplina fiscal, de oferta, de ingresos activa, de crédito- aplicables con gran firmeza detrás de una inflación plausible vista como una meta (de política) seria.

Si se falla con este espectro, presiones excesivas de precios podrían, en aras de mantener los saldos monetarios reales, alentar el ingreso de fondos desde el exterior, reponiendo la molesta opción ‘mayores tasas-apreciación’ para cumplir el programa monetario. Por ende, conviene que el BCRA y Economía ahonden su recepción de los reclamos de coordinación macroeconómica propias de un modelo como el presente, de cara al acierto de las políticas.

A su vez, otra estimación ligada al programa monetario es la del valor del dólar.

Ella agudiza un ya inquietante curso de apreciación real, haciendo más elusivo el respeto efectivo de la pauta estratégica general de cambio competitivo -¿se ve un ancla donde no corresponde?- y sobre el horizonte extendido de exportaciones, inversión y superávit comercial. Se relega al dólar real, el indicador relevante de competitividad, como dice Ferrer, pudiendo reciclar, de paso, el arbitraje ‘dólar-tasas’. Otro reto, pues, de coordinación macroeconómica.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000080,500086,5000
DÓLAR BLUE-0,6536148,0000152,0000
DÓLAR CDO C/LIQ0,4160-148,8895
EURO0,552799,205699,2422
REAL1,060515,776715,7808
BITCOIN0,880419.382,640019.395,8200
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,851934,3750
C.MONEY PRIV 1RA 1D-7,142932,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-6,535935,7500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000033,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000085,0085,00
CUPÓN PBI EN PESOS3,59281,731,67
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,459055.268,9000
BOVESPA0,2900111.878,5300
DOW JONES0,000029.883,7900
S&P 500 INDEX0,00003.669,0100
NASDAQ0,000012.349,3660
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,7589426,8701423,6550
TRIGO CHICAGO0,0000212,3786212,3786
MAIZ CHICAGO0,4177165,6430164,9540
SOJA ROSARIO0,0000335,0000335,0000
PETROLEO BRENT-0,145148,180048,2500
PETROLEO WTI-0,375445,110045,2800
ORO0,79971.840,30001.825,7000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology