El primer grupo que apunta a destronar a la francesa Carrefour

Con Disco en sus manos, Cencosud se convierte en el segundo jugador del supermercadismo local, en condiciones de darle batalla a Carrefour. Las fortalezas y debilidades de cada uno en la pelea por ganar clientes

El grupo francés Carrefour está presente en todos los formatos de comercio minorista posibles. Tiene hipermercados con su marca insignia, supermercados con Norte y tiendas de descuento con Día%, que se extiende por el interior a través de franquicias. Pese a que el gobierno de Néstor Kirchner le dio la espalda en su disputa con el sindicalista Hugo Moyano, Carrefour es el líder de los changuitos en el país. En los primeros nueve meses del año, ya facturó más de $ 3.280 millones y acumula una participación de mercado superior al 31 por ciento.

Cuando Wal-Mart anunció su llegada, parecía que le asomaba competencia. Se trataba de la mayor empresa supermercadista del mundo. Pero la estadounidense tuvo una expansión limitada: 11 sucursales y un 4,5% del mercado. Aunque ofrece precios al mismo nivel que los de Carrefour, su operación local es siete veces más chica que la de los franceses. Y ahora, sin Disco, perdió su oportunidad de sumar participación de una sola vez.

El Exxel Group, cuando reunió Norte con Tía, también amenazó por un rato esa supremacía. Pero después ese grupo terminó en manos de Carrefour.

Recién ahora, con la conformación del grupo Jumbo-Disco, los ejecutivos de Carrefour sienten la sombra de un gigante de su mismo tamaño. A Horst Paulmann, dueño de Cencosud, se le presentó una oportunidad única. La retirada de Ahold le permitirá alzarse con la segunda empresa supermercadista del país, algo impensable unos años atrás.

Paulmann, un adicto al perfil bajo que se pone nervioso con los flashes de los fotógrafos, suele tener fieles lugartenientes, con los que construye planos a largo plazo. Stefan Krause, que fue gerente general de Jumbo por una década, se fue del grupo por una pelea familiar. Lo sucedió Iván Cobos, que venía trabajando en la compañía desde hacía años. Su otra mano derecha en el país es Diego Solá Prats, el hombre fuerte de las tiendas Easy. Con ellos planeó esta oportunidad que se le dio tras la devaluación.

Los proveedores, que suelen criticar en privado a Carrefour porque no les gusta que concentre una porción tan alta del mercado, siempre son más generosos cuando hablan de Jumbo. “Son unos caballeros , dicen. La duda es si ese concepto se mantendrá cuando la cadena de hipermercados se una con Disco, tenga otro poder de compra y demande otras relaciones con quienes la abastecen.



Los otros

Coto tiene una veintena de proyectos en Capital Federal y Gran Buenos Aires, pero su prioridad es lograr mayores plazos para pagar su deuda con varios bancos. La francesa Casino, que buscará crecer con las tiendas de descuento Leader Price, está más consolidada en el interior y también perdió su chance de entrar en Capital con Disco. Jumbo planea darles competencia en todos los ámbitos.

La firma tiene terrenos u opciones para comprar propiedades por medio país. Desde Salta a Mar del Plata, pasando por Tucumán o Beccar, se espera que Jumbo ponga su próxima piedra fundacional en Rosario. Ninguna de sus marcas está allí, pero tiene un inmueble listo para desarrollar.



Más de Impresa General