UNA POSIBLE EXPANSIÓN DEL CONFLICTO EN MEDIO ORIENTE ATEMORIZA A LOS INVERSORES

El miedo al terrorismo provocó fuertes caídas en los mercados internacionales

Los principales indicadores bursátiles de Wall Street y de Europa terminaron con importantes bajas. En San Pablo, el índice Bovespa registró un retroceso de 1,67%

La renovada ola de terrorismo mundial desembocó en una caída generalizada de los mercados internacionales. La incertidumbre, el encarecimiento del oro, del crudo y la suba del dólar respecto del euro, configuran un escenario similar al que se tenía antes del conflicto bélico entre Estados Unidos e Irak e incluso al de fechas posteriores al 11 de setiembre.

Más concretamente, las bolsas se vieron afectadas por los recientes ataques en Turquía atribuidos al grupo islámico Al Qaeda, que también extendió sus amenazas a Japón, Gran Bretaña, Italia y Australia.

A pesar de la corriente compradora de última hora, el Dow Jones y el Nasdaq terminaron con pérdidas de 0,59% y 1,07%, respectivamente. En el mercado de bonos, los títulos del Tesoro a 10 años subieron de precio, y su tasa, que se mueve en sentido inverso al valor, bajó al 4,20% desde el 4,24% anterior.

Una expansión del conflicto en Oriente Medio asusta a los inversores, ya que se teme que la presión haga que algunos países de la coalición que combate en Irak comiencen a retirar su apoyo a los EE.UU., con los consiguientes costos económicos para el país.

A estos factores geopolíticos se sumó la toma de beneficios tras las fuertes alzas de octubre y una serie de ventas programadas que a juicio de los analistas serían futuro de ventas de acciones destinadas a disminuir las posiciones antes del cierre del año.

También los principales mercados europeos terminaron con fuertes bajas. El Dax de Francfort perdió un 3,24% ; en tanto que el Cac-40 de París cedió un 2,59% y el FTSE de Londres cayó un 1,32%. Mientras que el Ibex-35 de Madrid retrocedió un 2,19%, la mayor caída en los últimos dos meses.

Por su parte, el Bovespa de la bolsa de San Pablo culminó con una significativa baja de 1,67%, con un fuerte incremento del giro financiero que alcanzó a 657 millones de dólares, impulsado por el vencimiento de los contratos futuros. El mercado operó expectante por la reunión mensual del Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central brasileño, que mañana anunciaría un nuevo recorte en la tasa básica de interés, que desde octubre está en 19% anual. La cotización del dólar se depreció un 0,47% para ubicarse en 2,932 reales.



Más de Impresa General