Martes  25 de Mayo de 2010

El ‘índice del miedo’ volvió a dar un salto pero todavía está lejos de la zona de pánico de la era Lehman

El indicador VIX, que mide la volatilidad de los mercados financieros, se disparó en las últimas semanas por la crisis europea. Sin embargo, sigue muy por debajo de su récord de octubre de 2008, cuando el colapso del banco de inversión Lehman Brothers paralizó a los inversores de todo el mundo

Como es bien sabido, miedo y codicia son los motores de los mercados financieros. Y una medida universalmente aceptada de ese miedo es el índice VIX, que en realidad refleja el nivel de volatilidad que puede existir en el mercado. Como era de esperarse a partir del estallido de la crisis en Grecia y su potencial contagio a toda la zona euro, el VIX viene marcando subas muy significativas, en línea con este mayor nerviosismo de los operadores e inversores.

Sin embargo, si bien la inquietud por el riesgo de implosión de la zona euro es real –aunque todavía suene descabellado–, el “índice del miedo” hoy marca que todavía se está lejos del pánico absoluto alcanzado tras la caída del banco de inversión Lehman Brothers, en septiembre de 2008. Para algunos analistas, la situación actual de la economía europea y mundial hace virtualmente imposible que ese escenario catástrofe se repita. Para otros, recién comienza el mismo Vía Crucis que le tocó atravesar a Wall Street en su lento descenso a los infiernos. ¿Quién tiene razón?

El VIX es un indicador del Chicago Board Options Exchange (CBOE), la mayor bolsa especializada en derivados de Estados Unidos, que refleja cómo crece la volatilidad en los mercados financieros cuando la situación económica se deteriora. Lo que hace el VIX es medir el precio de las opciones del índice S&P 500 que vencen en los próximos 30 días. Cuando la incertidumbre crece, los inversores buscan cubrirse más del riesgo de pérdidas (porque el valor de las acciones tiende a caer) y por lo tanto sube el precio de estas opciones.

Por eso, al igual que sucedió en la Argentina con el índice de riesgo país, cada vez que aumenta la incertidumbre en los mercados mundiales, los operadores vuelven a mirar al VIX, ya que es un buen reflejo del miedo que asalta a los inversores frente al riesgo de que se profundice el descalabro, en este caso de la solvencia financiera de varios países europeos y por ende de la unión monetaria en su conjunto.

Actualmente, el índice del miedo oscila entre los 40 y los 45 puntos, por encima de la barrera psicológica de las 30 unidades; lo que indica que los inversores están nerviosos. En el último mes, el VIX triplicó su nivel: el 20 de abril estaba en 15 unidades, justo antes de que Alemania mostrara sus primeras reticencias a otorgar el paquete de ayuda solicitado y que la oficina de estadísticas Eurostat corrigiera al alza el déficit fiscal griego. Sin embargo, todavía está bastante lejos del récord de 80 puntos que alcanzó en octubre de 2008, tras el colapso de Lehman Brothers.

El gran temor que existe hoy es que el gigantesco paquete de ayuda de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), puesto a disposición de los países más débiles de la zona euro, no sea suficiente para detener la hemorragia actual. Las manifestaciones que se vienen realizando en Grecia generan serias dudas entre los analistas de si su gobierno será capaz de realizar el severo ajuste prometido. Para colmo, la primera ministro alemana, Angela Merkel, sostuvo recientemente que “el euro corre peligro” y el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, declaró en el Financial Times que “los mercados están fuera de control”. Todas señales que permiten suponer que la volatilidad seguirá in crescendo durante los próximos días y que un descalabro tan profundo como el que se vivió con Lehman todavía sería posible.

Un contexto muy distinto

Por otro lado, muchos analistas plantean que el contexto actual con respecto a octubre de 2008 no es el mismo, por lo que difícilmente el VIX vuelva a tocar los 80 puntos. En ese sentido, si se mide en función de los beneficios esperados, las acciones no están hoy tan sobrevaloradas como sí lo estaban hace un año y medio atrás (después de los ajustes de costos que se tuvieron que hacer en 2008 y 2009, las empresas están en mejor posición para aprovechar las ganancias potenciales).

Además, la política monetaria que llevan adelante el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal (Fed) es mucho más expansiva que en momentos de la caída de Lehman, cuando la tasa de referencia de la Fed estaba en el 2% y la del BCE se ubicaba en el 4,25%. Hubo que esperar varios meses para llevar las tasas a niveles cercanos a cero, lo que no es el caso hoy en día.

Otro aspecto que se presenta como prueba de que Grecia no es Lehman es el hecho de que la liquidez de los bancos es totalmente distinta a la del segundo semestre de 2008. En esos momentos, era directamente imposible ofrecer líneas de financiamiento de cualquier tipo, algo que difiere sustancialmente con respecto a 2010.

Y por último, pero no menos relevante, el ciclo económico también es otro: si hace dos años atrás se estaba terminando el proceso de fuerte crecimiento en Estados Unidos y Europa que había empezado en 2003 (y que generó la burbuja especulativa en el mercado inmobiliario de Estados Unidos, Gran Bretaña y España), hoy en día asistimos a la reactivación de las principales economías, a excepción de la UE, que todavía tendrá que ver cómo impacta en su tasa de crecimiento del Producto Bruto el colapso griego y los distintos planes de ajuste en marcha en buena parte del continente. Incluso si se observa el ciclo en los países emergentes, el crecimiento económico ya alcanzó los niveles de precrisis y en China hasta se teme un recalentamiento de la economía y un avance significativo de la inflación.

Así que si los inversores hoy se preguntan “Quo vadis, VIX?”, la respuesta parece ser que si bien se vislumbra más volatilidad en el horizonte para estas próximas semanas, volver a vivir los picos de la caída de Lehman no estaría dentro del menú de posibilidades. Sin embargo, para quien ya vivió el colapso de 2008 y vio cómo su cartera de inversiones se derretía, cualquier cosa puede suceder y resulta difícil convencerlo de lo contrario. Como bien dijo Woody Allen, “el miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro”.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,300377,500083,5000
DÓLAR BLUE2,6316191,0000195,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-5,2124-171,6253
EURO0,059392,642592,6975
REAL0,059013,901313,9061
BITCOIN-0,585912.899,090012.907,1900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,392231,7500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,174630,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,941233,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)5,618094,0089,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,59171,701,69
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,628051.671,5600
BOVESPA-0,6500101.917,7300
DOW JONES-0,100028.363,6600
S&P 500 INDEX0,34463.453,4900
NASDAQ0,370011.506,0060
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,2107399,3123394,5356
TRIGO CHICAGO1,8868233,1388228,8215
MAIZ CHICAGO0,9009165,3477163,8714
SOJA ROSARIO0,0000342,0000342,0000
PETROLEO BRENT-1,813541,690042,4600
PETROLEO WTI-2,313039,700040,6400
ORO-0,01051.900,90001.901,1000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology