APROBÓ LA EMERGENCIA Y SIGUE CON EL PRESUPUESTO

El PJ intenta sacar las leyes económicas en Diputados

Los diputados iniciaron el debate de la ley de Presupuesto, que se extenderá toda la madrugada por la intención de la oposición de debatir artículo por artículo

La Cámara de Diputados dio media sanción anoche a la prórroga de la ley de emergencia económica, que es considerada clave por el presidente Néstor Kirchner, ya que extiende hasta el 31 de diciembre de 2004 la delegación de facultades legislativas para el manejo de las políticas sociales, económicas, administrativas, financieras y cambiarias.

El proyecto incluye la pesificación de los créditos no bancarios a razón de un peso más CER por dólar y convalida el canje de depósitos por bonos, mientras mantiene la prohibición de la actualización por índices sobre el resto de los contratos de la economía.

Para la madrugada se esperaba el comienzo del debate sobre el Presupuesto 2004, que establece un crecimiento del PIB del orden del 4%, recursos tributarios por

$ 62.012 millones –de un total de $ 86.494 millones– y gastos por

$ 76.491 millones. El superávit primario consolidado Nación y provincias se calculó en 3% del PIB.

La pauta de inflación oscilará entre 9% y 11%; los gastos en servicios sociales serán $ 40.392 millones, y se destinarán a deuda pública $ 6.947 millones.

La Jefatura de Gabinete podrá reestructurar partidas presupuestarias dentro de los límites de la Ley de Administración Financiera, aunque había pedido atribuciones más amplias, que fueron recortadas en Diputados.

La ley ratifica los decretos de compensación a los bancos por la pesificación asimétrica, reprogramación y liberación de depósitos, pesificación de la deuda pública y envío de títulos garantizados no pesificados de las AFJP a la lista del default.

Con esta ley, no se podrán cubrir vacantes en el sector público, aunque los diputados facultaron al Ejecutivo a hacer excepciones en Ciencia y Técnica, fuerzas de seguridad y servicio exterior de la Nación.

Los fondos para el Programa de Financiamiento Ordenado de las finanzas provinciales serán de $ 2.415 millones, y el cupo fiscal para diferimientos impositivos provinciales, de $ 38 millones.

Otros puntos del Presupuesto son los siguientes:

Los fondos para cancelar deudas destinadas al pago de sentencias serán de $ 129 millones.

Las pensiones graciables no podrán superar $ 300 pesos y serán compatibles con otro ingreso mientras no superen el valor de 2 jubilaciones mínimas.

Se insiste con la compensación algunas provincias por el 13% que se les dedujo en el marco de un plan de reordenamiento fiscal, que no las afectó.

Por otra parte, se otorgan facultades a la Jefatura de Gabinete para enviar partidas a los municipios que no tengan sancionada una ley de coparticipación municipal de impuestos.

La Anses podrá implementar un programa general de cancelación de deudas previsionales por juicios de reajuste con sentencia firme. Este régimen será de adhesión voluntaria, y deberá implicar una deducción en el monto del capital y/o los intereses. En tales condiciones, se podrá otorgar prioridad en el cobro a los beneficiarios que decidan adherir.



Más de Impresa General