Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Dos leyes darán más poder al consumidor

En el Congreso avanzan dos leyes que impactarán en las tiendas de retail. Una de ellas permite a los clientes arrepentirse de una compra, aun sin causa. La otra, en tanto, busca potenciar a los productores locales en las góndolas.

Dos leyes darán más poder al consumidor

Me arrepentí, lo quiero devolver". La frase puede comenzar a resonar en un futuro próximo en las tiendas de retail si avanza en el Congreso Nacional un proyecto de ley que permitirá a los consumidores devolver la compra y recibir un reembolso del total de la compra, sin dar ningún motivo.

La propuesta elevada por el senador por San Juan Roberto Basualdo, implementará la figura del "arrepentido de compra" que permitirá al comprador no tener justificación alguna. Hoy, en la Argentina, para devolver un bien adquirido hay que demostrar la decisión, ya sea por algún problema de funcionamiento o de calidad que haya roto el "acuerdo" previo realizado por el comprador con el vendedor.

Con derecho a arrepentirse

"Este proyecto propone que los consumidores puedan hacer uso del derecho de arrepentimiento de compra de productos adquiridos tanto en comercios como por catálogo e Internet. Si el comprador no está satisfecho con el bien, tendrá un plazo de tres días hábiles para ejercer su derecho y efectuar su devolución. El comercio contará con plazos idénticos, tres días hábiles, contados a partir de dicha devolución para realizar el reintegro en efectivo", explica el propio Basualdo, en una entrevista con Retail.

Sobre los objetivos que tiene dicha iniciativa, el senador remarca que busca brindar "una herramienta legal a los consumidores para que puedan ejercer este derecho", y asegura que, con esta ley, "evitaría publicidades engañosas y decepciones varias al momento de la adquisición de bienes". Actualmente, según relata el funcionario, se encuentra en "tratamiento en la Comisión de Industria y Comercio", donde, seguramente, "haya aspectos que otros senadores quieran sumar para enriquecerlo y que sea aún más beneficioso para cuidar a la gente".

Todo proyecto de ley tiene un por qué de trasfondo que explica su surgimiento. Basualdo manifiesta que las diferentes "inquietudes, quejas y sugerencias que la gente fue acercando" conllevaron a que, con su equipo, entendiera que es necesario, en la actualidad, "contar con herramientas legales que permitan una defensa de los derechos del consumidor".

Como cierre, con respecto al pensamiento y a la reacción de las cadenas de retail ante la aplicación de la ley, el legislador considera que es "algo positivo" para ellos, ya que, en muchos países del mundo, las grandes cadenas "utilizan la posibilidad de devolver el producto y reembolsar el dinero como una estrategia para atraer clientes y generar confianza. Además, esto fortalece la fidelización".

Por otra parte, siendo una medida ideada por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en la Argentina también está sujeta a debate una nueva normativa que podría impactar seriamente en el negocio de los supermercados. Se trata, ni más ni menos, que de la llamada "ley de la góndola".
El proyecto fue confirmado por el propio ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, que, además de "evitar, prevenir, corregir, eliminar y sancionar cualquier abuso del poder del mercado y las prácticas desleales", busca darle "cabida y curso a productos de economías regionales y de pymes para instaurar la competencia", según confirmó el propio jefe del Palacio de Hacienda.

A pesar de que el ministro de Producción, Francisco Cabrera, negara la misma aplicación que utilizó Correa en el país andino, serían varios los puntos que se tomarán de su par de América latina. Por ejemplo, entre las más destacadas se encuentran que los supermercados tendrían que tener un 20% de sus góndolas ocupadas por productos nacionales; al tiempo que las cadenas que ofrezcan más de 10.000 productos, deberían invertir el 10% de su facturación anual en productos nacionales. Por otro lado, se deberán implementar sistemas de señalización para facilitar la visualización de los productos nacionales, del mismo modo en que ningún producto o compañía pueda ocupar más del 15% de la góndola.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar