DirecTV ofrece quita del 80% sobre su deuda

DirecTV Latin America anunció el viernes que presentó su propuesta de reorganización y pago a sus acreedores, entre los cuales se encuentra el Grupo Clarín, ante la Corte Federal de Wilmington, Delaware. El trámite es fundamental para salir, a principio de 2004, del concurso de acreedores (Chapter 11), al que se acogió en marzo.

El plan propuesto fue acordado entre la empresa, su accionista mayoritario –Hughes Electronics– y el comité oficial de acreedores no respaldados. Contempla que la firma siga existiendo como sociedad de Delaware, cuyos miembros serán Hughes (que tenía el 75%) y Darlene Investments, filial del venezolano Grupo Cisneros, que también era accionista.

Clarín era accionista, con 4%, y tenía una opción para que Hughes le comprara su parte en u$s 194,8 millones. Pero el acuerdo también contemplaba que, ante una eventual reestructuración financiera, pasaría de ser socio a acreedor. Ahora, los acreedores no respaldados recibirán efectivo equivalente al 20% de las deudas reconocidas, que se financiarán con el flujo operativo de la empresa y una nueva línea de crédito de Hughes. Además, Hughes y Darlene realizarán otras contribuciones que incluirán intereses en ciertas operadoras y entidades relacionadas, así como deudas de esas entidades con ellos. A cambio, Hughes recibirá más del 80% de la firma reestructurada, y Darlene obtendrá una participación minoritaria relativa a los activos que aporte.

DirecTV tenía una deuda de u$s 1.600 millones a fin de 2002, y activos por u$s 600 millones. El proceso concursal involucró únicamente a la matriz estadounidense de la firma de televisión satelital, sin incluir las filiales de Latinoamérica y el Caribe, donde suma 1,5 millones de suscriptores.