Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Día de la Madre, lo que quedó

La celebración que atrae al sector minorista como pocas en el año dejó un sabor agridulce para las marcas y canales. Los "obsequios discretos" ganaron protagonismo.

El afecto y reconocimiento a las madres en el 2016 pasó más por lo afectivo-espiritual que por lo material. Según un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas de los comercios minoristas, medidas en cantidades, cayeron este año 4,8% en relación a igual fecha de 2015, y el valor de compra promedio se ubicó en $ 540.
Reconocida por algunos como la segunda fecha especial más importante de la temporada después de Navidad, el Día de la Madre se llevó a cabo con normalidad, aunque con mediciones por debajo del año pasado. Para el CAME, las ventas minoristas para este día celebrado el 16 de octubre cayeron, mientras que para Fedecámaras, crecieron un 5%. Con respecto al año anterior, según esta última entidad, el 70% de las ventas se hizo con tarjetas de crédito o débito, con un precio promedio de cada regalo estimado en $600.
"Las familias optaron este año por obsequios discretos, lo que les dio más relevancia a rubros de menor magnitud como flores y plantas, bijouterie o regalerías", aseguraron desde el CAME a través su estudio que contó con una muestra de 2917 casos. A pesar de las ofertas y promociones utilizadas para aumentar las ventas, las cantidades vendidas por los negocios minoristas no llegaron a igualarse o superar el promedio anterior. Sin embargo, el impacto de este resultado era previsible.
Que haya habido una baja no significa que haya sido una mala temporada. El presidente del CAME, Rubén Manusovich, ya que, según aseveró "La baja fue menor a lo que se esperaba en función de la tendencia que vienen mostrando el consumo en la temporada". "Los descuentos y promociones que hicieron los shoppings, bancos y tarjetas de crédito, fueron determinantes en esta recuperación del consumo; el mayor movimiento comercial se observó desde el jueves, día en que entra en vigencia el Plan Ahora 12 y el pico de ventas se registró el sábado", señaló Manusovich.
La indumentaria fue uno de los reglaos que mejor rindieron este año, según anunciaron desde la confederación. El 23% de la demanda de la fecha se volcó al rubro indumentaria, seguida por calzados (11%), servicios como cenas, spa o espectáculos (11%), electrodomésticos (9%), informática (notebooks, tablets, etc.) (8%), telefonía celular (7%) y bazar y regalos (7%).
En tanto, la Federación Económica de Buenos Aires informó que las cantidades vendidas por los comercios minoristas bonaerenses cayeron 7,2% en septiembre, frente a igual período del año anterior, y alcanzaron una caída de 5,7% en el acumulado de los primeros nueve meses del año.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar