Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Debate por los bienes del Estado

Diversos edificios ociosos se vuelcan al mercado por decisión oficial.

Debate por los bienes del Estado

Miles de terrenos, edificios y oficinas, entre otros bienes públicos, están por estas horas siendo objeto de decisiones de venta por parte del Estado nacional y las provincias, lo que genera alarma en entidades civiles y algunas celebraciones en el mercado inmobiliario.

Entre amparos en la Justicia, el Gobierno busca transparentar las ventas, alegando que buscan desprenderse solo de edificios abandonados o que se alquilan a privados. Los objetivos también son generar viviendas y oficinas nuevas, fomentar el empleo en la construcción y, además, lograr financiamiento para inversión en el ejército o desarrollo social, según expresan a este medio.

En este marco, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) se encuentra más activa que de costumbre. Fue creada en 2012 en reemplazo del polémico Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado (ONABE), sobre los que otrora recayeron denuncias. Según el titular de la AABE, Ramón Lanús, más allá de la recomendación o no de venta, la agenda trabaja, en primer lugar, para conocer qué bienes tiene el Estado.

En este sentido, hace dos años, solo había registrados 19.000 inmuebles. Hoy, la agencia cuenta más de 46.000 y se creen que hay varios miles más. Además de contabilizarlos, la entidad busca instalar la agenda de la modernización del Estado, lo que incluye transformar los bienes en espacios más abiertos y modernos. En tercer lugar, según Lanús, se busca ceder ciertos terrenos no usados para el desarrollo de viviendas. Solo en cuarto lugar, el funcionario refiere a que se buscarán vender los bienes cuya tenencia que no tenga sentido.

La semana pasada hubo novedades al respecto: mediante el decreto 225/2017, el Gobierno nacional autorizó la venta de 39 inmuebles estatales; de ellos, 26 se encuentran ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, cuatro en el Gran Buenos Aires, cuatro en Córdoba, tres en Mendoza y dos en Salta. En los predios funcionan supermercados, dos estacionamientos, y dependencias del ejército en la zona del Campo Argentino de Polo y del Hipódromo de Palermo. En gran parte de los casos, el Estado alquila a privados esos bienes. Ahora, tras subastarse a través del Banco Ciudad, los compradores deberán comenzar a construir en un máximo de tres años.

Ante el auge de las subastas públicas, la Cámara Inmobiliaria Argentina lanzó una capacitación de entrenamiento para subastas de bienes del Estado. Entre los expertos que entrenan a los operadores del sector, están, justamente, especialistas de la AABE. Las ventas en la Ciudad de terrenos millonarios motivaron varios reclamos en la Justicia Federal y porteña. Si bien gran parte de los recursos terminaron con el visto bueno para la venta, en Diputados hay al menos tres proyectos que buscan normar la venta de terrenos fiscales y otros inmuebles. Hoy, el Poder Ejecutivo puede disponer de inmuebles que son de dominio privado. Para todos los demás, como sucede en la Ciudad, es la Legislatura la que debe aprobar la cesión de terrenos.
 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar