Controles para dar confianza a los inversores

Un buen gobierno corporativo no representa un costo sino una inversión. En un estudio realizado con 200 inversionistas de Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, el 80% indicó estar dispuesto a pagar una prima por empresas con buen gobierno corporativo. No sólo se establecieron preferencias por compañías sino que también, basados en la legislación de cada país, estarían dispuestos a evitar inversiones en aquellos que no prevean normas adecuadas.

Un buen gobierno corporativo implica: administración sana y transparente, mayores niveles de eficiencia y ahorro, disminución en los niveles de riesgo operativo que inciden en errores o fraudes.

El concepto también se relaciona con la resolución de problemas entre distintos tipos de inversores y la conciliación de conflictos de intereses entre los distintos stakeholders (o grupos de interés) de las empresas. La intervención de los accionistas mayoritarios necesita ser regulada a fin de que los inversores minoritarios estén protegidos.



Norma local

En el contexto local, la principal norma vigente es el Decreto 677/01 (luego reglamentado por la Comisión Nacional de Valores), de aplicación a las personas que actúen en la oferta pública y a las entidades autorreguladas.

Dicho decreto enfatiza que la creación de la confianza es necesaria para abaratar el costo del capital.

Para ello, debemos avanzar en temas como información plena, transparencia, eficiencia, protección del público inversor, trato igualitario entre inversores y protección de la estabilidad de las entidades e intermediarios financieros, puesto que niveles de protección inadecuados debilitan los sistemas financieros, impulsando a los ahorristas hacia mercados más seguros.

En tal sentido, el Régimen de Transparencia de la Oferta Pública instituido por el mencionado decreto, ya en 2001 incorporaba previsiones relacionadas con la información que deben brindar las sociedades emisoras y los intermediarios en la oferta pública, bajo el principio rector del interés social, el interés común de todos los accionistas.



Más de Impresa General