Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Contenidos infantiles, un trampolín

Dos productores independientes, fundadores de Bubba y Leoncito Alado, cuentan cómo sus hobbies terminaron conquistando a las audiencias globales. Qué buscan las marcas al aliarse con ellos.

Contenidos infantiles, un trampolín

De lo amateur a lo masivo. Los contenidos infantiles se han convertido no solo en un entretenimiento para los más chicos, sino también en un negocio para los grandes. Cada vez son más los casos de productores locales que, en base a diversas estrategias y esfuerzos, lograron superar las barreras del mercado interno y expandirse por América latina y el mundo. Esta tendencia se presenta como una nueva oportunidad para la industria editorial, televisiva o de retail que aprovechan la ola para llegar al público infantil.

El Cronista reunió a los fundadores de Bubba y Leoncito Alado, que contaron su historia y experiencia en el mundo infantil.

Los casos que tienen como protagonista a un mono y a un león tuvieron sus comienzos a pulmón para expandirse en un sector poco explotado en su momento. Daniel Schammah, fundador de Bubba, cuenta como fueron los inicios de su empresa en 2004: "Arrancamos vendiendo VHS, recuerdo que se hacía difícil venderlos. ‘¿Videos para niños pequeños?’ Recuerdo que me decían. Al principio los dejaba en consignación con unos exhibidores hechos por mí".

Luego de haber pasado por distintos formatos, Schammah comparte que tuvo dos momentos de inflexión que fueron clave para convertirse de creador amateur a producto masivo: "El primero fue cuando, de repente, nos vimos estrenando una obra de teatro Metropolitan, con una concurrencia de 25.000 personas; y el segundo punto fue nuestra primera reunión en Disney luego de cerrar el contrato para toda Latinoamérica y Brasil". Hoy, su empresa tiene más de 1.500.000 productos vendidos desde 2004 en Cono Sur y casi 200.000 libros editados.
 

Leoncito Alado también se ha convertido en un ejemplo dentro del mundo infantil. La marca fue creada en 2013 por Javier Anaya, director y productor independiente, quién luego de observar cómo las madres mostraban a sus hijos videos para estimularlos decidió crear el producto. "El proyecto comenzó con una computadora de escritorio y una mínima inversión, que se repartió en el sueldo del diseñador, una cantante y distribución de los contenidos. Sin embargo, no se vio muchos resultados durante el primer año", dice Anaya. En la actualidad, luego de cuatro años de trabajo, posee más de 140 millones de vistas en sus canales y más de 290.000 suscriptores canal con numerosos videos disponibles en cuatro idiomas (español, portugués, inglés e italiano).

Según cuenta, hacer contenidos universales y trabajar en plataformas como YouTube, que "no tiene fronteras", fue fundamental para su crecimiento. Conocer a la audiencia también fue un punto importante: "Analizar los gustos de la audiencia de uno a tres años y entender cómo son los chicos, a nivel morfológico, a partir de la investigación de audiencia, fue relevante para que el contenido guste".

Buscando alianzas

Ahora, ¿qué buscan las empresas al aliarse con contenido infantil? Par Schammah, hoy, las marcas "ya no compiten solo por producto, sino que la comunicación con el cliente pasó a ser fundamental, sobre todo en tiempo de redes sociales, la clave pasa por la experiencia ampliada que genera la marca".

Sobre el contenido infantil, por otro lado, sostiene que permite ampliar "esa experiencia a partir de la creación de un vínculo desde un plano afectivo", lo cual es ese atributo el que finalmente "ayuda a las marcas a vincularse con su consumidor de una manera más estrecha ofreciéndole una experiencia que va más allá del producto llevándolo a otro plano".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar