Viernes  09 de Julio de 2010

Consejo de la Magistratura: primer paso positivo

El proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura de la Nación recientemente sancionado por la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Nación es un primer paso positivo hacia la conformación de un Poder Judicial que pueda garantizar -algún día- un servicio de justicia independiente y eficaz conforme lo manda nuestra Constitución Nacional.

El Consejo de la Magistratura fue incorporado a nuestro sistema judicial por los constituyentes que modificaron nuestra Constitución Nacional en el año 1994 y fue uno de las concesiones que el oficialismo de aquel entonces tuvo que efectuar a fin de conseguir su propósito de lograr la reforma constitucional que posibilitara la reelección del entonces presidente Carlos Menem.

Más allá de las críticas que merece la inserción de este Organismo en nuestro sistema institucional, lo cierto es que ya existe y no podemos prescindir de él a no ser que se reforme nuevamente nuestra Carta Magna. La sola idea de una nueva reforma constitucional y todo lo que ello podría traer aparejado en las actuales circunstancias disipa toda duda y nos convence de que el mal menor es mantenerlo y tratar de darle forma de modo que nos sea de alguna utilidad.

Conforme la citada reforma, el Consejo tiene a su cargo la selección de los jueces y la administración del Poder Judicial y debe estar integrado de modo que se procure el equilibrio entre la representación de los órganos políticos resultantes de la elección popular, de los jueces de todas las instancias, de los abogados, y también del ámbito académico y científico.

La performance del Consejo fue poco satisfactoria desde sus comienzos y existe consenso generalizado en cuanto a que funcionó aún peor con posterioridad a la reforma que sufriera con motivo de la ley 26.080 promulgada en el año 2006.

Ello se debió a que la citada reforma modificó la integración del Consejo: redujo la participación de quienes no representaban a la mayoría gobernante y aumentó el peso relativo de los votos de estos últimos.

De esta forma, el oficialismo pasó a tener poder de veto en oportunidad de decidir la apertura de los procedimientos de remoción de magistrados y formular las acusaciones correspondientes ante el Jurado de Enjuiciamiento.

Este poder de veto no es una circunstancia de poca relevancia si se tiene presente que el Consejo de la Magistratura puede demorar hasta tres años para tomar la decisión de abrir un procedimiento de remoción -el plazo se cuenta desde que se presenta la denuncia contra el magistrado-.

Cabe preguntarse cuán presionado puede sentirse un juez que tiene que juzgar acerca de la conducta de un alto funcionario del Gobierno Nacional. Basta que reciba una denuncia contra su persona por ante el Consejo de la Magistratura y pierda las garantías mínimas para que pueda desempeñar su función con absoluta independencia. Queda claro que no nos encontramos en una situación ideal. El sistema legal debe generar las condiciones objetivas que eviten la configuración de este tipo de incómodas y poco claras situaciones.

Desafortunadamente, la modificación legislativa del 2006 hizo todo lo contrario. Diseñó un sistema que le otorga un privilegio injustificado al gobierno de turno y que afecta seriamente la independencia del Poder Judicial.

Afortunadamente, el proyecto de reforma recientemente aprobado en Diputados pone fin a esta situación: los representantes del oficialismo pierden el poder de veto en razón de la nueva composición del Consejo. De convertirse en ley, los jueces quedarán liberados de la posibilidad de sentirse y/o ser efectivamente presionados mediante la presentación de denuncias injustificadas ante el Consejo.

Es cierto que el actual proyecto de reforma también incurre en innovaciones poco felices pero en razón de que “lo perfecto suele ser enemigo de lo bueno”, resulta aconsejable pasar por alto tales objeciones en aras de la muy bienvenida eliminación del poder de veto. Ya habrá tiempo para hacer nuevas y mejores modificaciones al Consejo. Lo importante es dar el primer paso y éste lo es y muy bueno.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000077,500083,5000
DÓLAR BLUE-3,6842179,0000183,0000
DÓLAR CDO C/LIQ2,1121-168,5972
EURO0,476392,577992,6329
REAL-0,046113,867713,8737
BITCOIN2,662313.410,000013.414,6000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS1,405631,5625
C.MONEY PRIV 1RA 1D-3,174630,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,941233,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000034,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000076,0076,00
CUPÓN PBI EN PESOS6,09761,741,64
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL1,130049.596,5300
BOVESPA-0,3100101.016,9600
DOW JONES-0,180027.685,3800
S&P 500 INDEX-0,12583.400,9700
NASDAQ0,370011.358,9370
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,0230399,5879399,6797
TRIGO CHICAGO0,4032228,7296227,8110
MAIZ CHICAGO0,2992164,9540164,4619
SOJA ROSARIO-0,1443346,0000346,5000
PETROLEO BRENT0,741540,760040,4600
PETROLEO WTI0,959538,930038,5600
ORO0,08931.904,40001.902,7000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology