Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Claves y secretos para untraspaso de intendencia exitoso

Diego Bleger, socio de KPMG, revela sus consejos a municipios ante un eventual cambio de gestión de Gobierno. Qué tener en cuenta y cómo evitar fraudes. El creciente rol de las auditorías privadas en estamentos del Estado.

Claves y secretos para untraspaso de intendencia exitoso

Casi la mitad de los municipios bonaerenses renovaron su cuadro político tras el 10 de diciembre. Son nada menos que 61 partidos -45% del total-, que en su mayoría pasaron a ser gestión de Cambiemos. Estas nuevas administraciones supusieron la renovación de intendentes con más de una gestión en su historial, a cargo de dirigentes que iniciaban en algunos casos su primera experiencia presidiendo un municipio, tanto en el Conurbano como en ciudades del interior. En este marco, Diego Bleger, socio a cargo de Forensic Services de KPMG Argentina, analiza las medidas que deberían tener en cuenta las intendencias cuando se traspasa y comienza con un nuevo período.

- En término de control de gestión ¿es diferente una empresa de un municipio?
Con las intendencias se puede hacer un paralelismo con las empresas. Un CEO que recién asume lo primero que quiere es hacer una auditoría de la gestión anterior, para no hacerse cargo de todas las cosas que puedan venir del pasado. Además, si no revisás hacia atrás, estás aceptando que todo lo que recibís está bien. Es un tema de compromiso.

- ¿Qué es lo primero que debería revisarse en una intendencia?
Lo primero que debería revisarse en el sector público son los contratos: cuáles son los compromisos que se asumieron, si se podrá tener 'caja' para honrar esos compromisos y, ante todo, si son realistas. Suele suceder que hay compromisos que se hicieron pero que hay que pagarlos en la nueva gestión. Pensando prejuiciosamente, si un intendente quiere ahogar al intendente que le sigue, puede hacerlo dejándole pagos pendientes, lo que lo deja sin espacio para gestionar.

- ¿Ve una tendencia hacia la transparencia?
Sí, hay una tendencia a la transparencia que en otros cambios de gestiones no se vio. Antes, se hacían pactos informales para no revisar las gestiones mutuamente entre los intendentes. Como se dice, "entre gitanos no nos leemos la suerte". Ahora, esta mayor necesidad de transparencia se da como un compromiso, no solo actual sino hacia el futuro, de dejar abierta la posibilidad de que el día de mañana lo hagan con tu gestión.

- ¿Qué hay con el personal?
El tema está en vilo: entre el 60% y hasta el 90% del presupuesto de las intendencias se destina a sueldos. Entonces, el margen de maniobra para gestión es bajo. Si hay que poner la lupa en algún lado es en las personas que estén cobrando un sueldo y no van a trabajar. Pero hay que hacerlo sin apuro, con seriedad y transparencia. En este sentido, una auditoría es una herramienta para hacer un análisis profundo acerca de las decisiones que se pueden tomar. Por ejemplo, de una auditoría puede surgir cuántas personas trabajaron durante los últimos cuatro años en un área determinada. Si un departamento tuvo 10 personas y tras el traspaso se encuentran 14, hay que buscar las justificaciones a ese aumento.

- ¿Qué otro aspecto considera que habría que revisar?
Los bienes de uso para saber con cuánto y qué se cuenta, el estado en el que está, porque después, si no se blanquean en una auditoría, alguien te los puede reclamar en una nueva gestión. Entonces, cuentas por pagar, personal y bienes de uso son las tres variables inmediatas para trabajar.

- ¿Una auditoría externa es costosa para una intendencia?
Prevenir es curar. El costo de la auditoría no es inalcanzable. Es positivo para cubrirse las espaldas y contar con una "buena foto" de dónde se está parado y en base a eso tomar decisiones. Es un costo-beneficio para poder tomar buenas decisiones y realizar una mejor gestión. Es una inversión.

- ¿Una vez iniciada la gestión, que recomienda para evitar fraudes y mejor en transparencia?
En los municipios no hay una cultura de prevención de fraudes o de irregularidades. Quien podría cumplir esa función sería el Consejo Deliberante. Hay que trabajar en la cultura y también dar herramientas. Hay que buscar un buen control. Transparentar licitaciones para que haya oportunidades ecuánimes para cualquier empresa que esté capacitada. Todo se encamina hacia el Gobierno Abierto. Pero también necesitamos que la Justicia actúe en su debido proceso en forma efectiva.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar