Jueves  25 de Septiembre de 2003

China debe asumir sus responsabilidades globales

Si quiere liderar la economía mundial tendrá que adaptar su sistema a las modalidades del libre comercio y la flexibilidad del tipo de cambio

Algunos nacen grandes, algunos alcanzan la grandeza y otros imponen la grandeza. En virtud de su tamaño, sus logros económicos y su apertura a la economía mundial, China entra en las tres categorías. Es inmenso, consiguió un crecimiento extraordinario durante dos décadas y tiene un impacto global. El manejo del desarrollo del gigante de Asia se convirtió en un imperativo de nuestra era.

Los precedentes no son alentadores: surge una mayor potencia; las potencias actuales desafían a la recién llegada; crece la sospecha y estalla el conflicto. En el siglo XX, los conflictos entre las potencias desafiantes y las actuales dieron origen a dos guerras mundiales y una guerra fría. Tras un siglo de batallas, Estados Unidos, un arribista del S. XIX, se convirtió en una “hiperpotencia” a principios del S. XXI. Ahora Estados Unidos enfrenta el mayor rival de todos: un recién llegado cuya población es cuatro veces superior a la suya.

Afortunadamente, el conflicto armado entre Estados Unidos y la naciente China no es un peligro serio.

Sin embargo, el único riesgo no es que se desate un conflicto abierto. El desarrollo de Estados Unidos tuvo devastadoras consecuencias para el orden económico liberal de fines del S XIX. La inundación de granos baratos en la década de 1870 condujo al proteccionismo agrícola en Europa, cuya manifestación contemporánea es la política agrícola común. Las políticas comerciales de Estados Unidos socavaron el compromiso británico frente al comercio libre unilateral. La inestabilidad macroeconómica norteamericana destruyó el patrón oro. Sin la gran depresión, no hubiera habido un Hitler ni un Tojo.

China es para los fabricantes de mano de obra intensiva, lo que el Continente Americano era para los granos: un nuevo proveedor competitivo con un potencial casi inagotable. Está a punto de superar a Japón como potencia comercial y, dentro de una década, igualará a Estados Unidos y a la Unión Europea. Es un país de baja inflación, con mayor productividad y una reserva en moneda extranjera de u$s 380.000 millones, la segunda más grande después de la nipona. Ya se la acusa de provocar deflación en todo el mundo.

Hoy, afortunadamente, existe una relación simbiótica entre China y Estados Unidos. Este último gasta, mientras que el primero presta. Estados Unidos ablanda su política monetaria agresiva, mientras que China frena la inflación norteamericana. Ambos lados logran lo que quieren: los norteamericanos gastan más de lo que ganan; China disfruta de la seguridad de sus reservas. Pero su matrimonio por conveniencia contiene la semilla de un amargo divorcio: el creciente déficit comercial bilateral estadounidense con China está abierto a la explotación populista, mientras que el déficit de la cuenta corriente de Estados Unidos coloca a la moneda clave en el mundo en una posición de vulnerabilidad a un colapso inflacionario.

Aún cuando no suceda lo peor, quedan dos puntos claros: China debe tomar en cuenta las repercusiones globales de sus políticas y su progreso: China también necesita que se la responsabilice de la evolución de la economía mundial. Afortunadamente, el mundo posee un marco institucional dentro del cual se acomodan las potencias nuevas, algo que no sucedía hace un siglo. Para ese gran logro, Estados Unidos se merece un reconocimiento, a pesar de que ahora le fastidien las restricciones resultantes.

China, que es un inmenso país en desarrollo, no occidental, gobernado por un partido comunista que se resiste a las nociones de democracia y derechos humanos, está lejos de ser un participante natural del manejo de lo que sigue siendo una economía mundial dominada por Occidente. Sin embargo, el Grupo de los Siete, que incluye a los ministros de finanzas y presidentes de bancos centrales de Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia y Canadá, se encontrará con que es irrelevante sin la participación total de los chinos.

El gobierno chino naturalmente se resistirá a cambiar cualquier aspecto de su exitosa estrategia. Pero el sendero hacia el rápido crecimiento de las exportaciones construido sobre un tipo de cambio real subvaluado y la consiguiente acumulación rápida de reservas en moneda extranjera, seguramente enojará a los socios económicos importantes. También crea una montaña de obligaciones del gobierno estadounidense a bajo retorno y dificulta el control monetario local.¿Cómo debería China determinar cuáles son sus prioridades dentro del sistema económico global?

Primero, debería considerar una rápida movilización hacia el libre comercio, al menos en los productos manufacturados. Eso le daría un fuerte impulso al comercio liberal no discriminatorio, del cual depende el crecimiento. Ayudaría a desarmar la resistencia proteccionista contra sus exportaciones, y hasta aumentaría la relativa protección en su sector agrícola socialmente sensible.

Segundo, la acumulación de reservas en moneda extranjera presenta a China la oportunidad de acelerar su acercamiento a la flexibilidad cambiaria, a la liberalización financiera y a una moneda convertible.

Todas las transiciones económicas son difíciles. El crecimiento de China competirá en importancia con Estados Unidos en la escena mundial. A fines del siglo pasado, China empezó a tener responsabilidades globales. La grandeza ahora llegó a China. El futuro de la economía mundial depende de cómo China y las potencias actuales se adaptan a sus nuevos roles.



Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000074,250079,2500
DÓLAR BLUE-1,4085136,0000140,0000
DÓLAR CDO C/LIQ1,0325-133,2584
EURO0,004889,204789,2241
REAL0,028514,371614,3757
BITCOIN-0,160410.927,340010.933,9700
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,631629,5000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-12,500017,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-11,904818,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000028,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)5,882490,0085,00
CUPÓN PBI EN PESOS-3,31491,751,81
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-5,616042.167,8600
BOVESPA0,420099.675,6800
DOW JONES-0,470028.032,3800
S&P 500 INDEX-0,84123.385,4900
NASDAQ-1,270011.050,4690
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,6316377,6335371,5708
TRIGO CHICAGO2,7214204,5706199,1509
MAIZ CHICAGO0,8070147,5335146,3524
SOJA ROSARIO2,1583284,0000278,0000
PETROLEO BRENT2,558043,300042,2200
PETROLEO WTI2,016940,970040,1600
ORO-1,14781.937,70001.960,2000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology