EL GOBIERNO TRASANDINO RELEVÓ A DOS MILITARES

Chile pidió disculpas por el caso de espionaje

La reacción chilena ante las denuncias de intento de espionaje en un consulado argentino en el vecino país fue inmediata y contundente, y dejó satisfecho al gobierno del presidente Néstor Kirchner, quien anoche habría recibido una comunicación de su colega Ricardo Lagos.

La ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Soledad Alvear, le transmitió ayer al embajador argentino en ese país, Carlos Abihaggle, las disculpas del gobierno trasandino por el caso de espionaje del que fue víctima el consulado argentino en Punta Arenas.

El gobierno de Chile admitió ayer que fue “personal en servicio activo de la inteligencia militar actuando en forma independiente el que ingresó al consulado argentino en Punta Arenas y dispuso el relevo de los responsables, actitud que fue elogiada en la Argentina.

Ante la gravedad del incidente, las autoridades chilenas dispusieron la baja inmediata del jefe de esa unidad de inteligencia, teniente coronel del Ejército, Víctor Hugo Poza Reyes, y “asumiendo la responsabilidad final del mando , presentó la renuncia el jefe de la Región Militar Austral, general de división Waldo Sauritz Sepúlveda.

En tanto la Argentina, a través de la Cancillería, aseguró “que la respuesta del gobierno de Chile ante el episodio se corresponde con la relación bilateral actual y resaltó “la inmediata apertura del proceso de investigación judicial y administrativo, las renuncias de altos jefes militares y el comunicado público del Ministerio de Defensa de Chile .

En este sentido, la cartera a cargo de Rafael Bielsa subrayó que la administración de Ricardo Lagos “lamentando y condenando este suceso extemporáneo y torpe incurrió en “actos valorables en el marco de la creciente transparencia y cooperación que existe entre nuestros países .

La embajada Argentina en Santiago había denunciado el ingreso de dos hombres al consulado en la ciudad de Punta Arena para intentar robar información confidencial. El vicecónsul José Andrés Basbus, que había concurrido temprano a esa sede diplomática porque allí votarían residentes argentinos para los comicios a gobernador de la provincia de Chubut, sorprendió a los invasores y hasta forcejeó con uno de ellos y evitó que pudieran llevarse algunos documentos que habían fotocopiado, aunque en su fuga abandonaron varios objetos personales en el lugar.

Abihaggle dijo el caso “no está relacionado con la cuestión Malvinas, porque esta operación necesitó más tiempo de planificación . Se refierió así a la discusión de los últimos días sobre los vuelos que se realizan al archipiélago desde Punta Arenas.



Más de Impresa General

Noticias del día