EL GRUPO FRANCÉS EXPANDE SU RED ASI TICA DE HIPERMERCADOS

Carrefour comienza una nueva etapa en Japón

Luego de su fallido desembarco en el mercado japonés, Carrefour inaugura dos hipermercados. El grupo francés apunta a satisfacer los gustos de los consumidores

Después de tres años de lamerse las heridas por lo problemas sufridos en Japón, el grupo francés Carrefour inauguró recientemente tres locales en ese país, con lo que totalizará siete hipermercados en la segunda plaza minorista del mundo.

Estas incorporaciones reflejan la voluntad del grupo de iniciar una nueva etapa en Japón, tras haber sufrido varios reveses cuando desembarcó. Carrefour falló a la hora de interpretar las expectativas de los consumidores –ofreciendo mercadería japonesa barata en vez de las especialidades francesas que esperaba la gente– y despertó hostilidad entre los mayoristas japoneses por sus demandas en materia de precios.

“Puede ser que hayamos entendido mal las cosas al principio, pero la experiencia nunca es gratis. Tenemos los recursos necesarios para seguir adelante. Este es un nuevo comienzo, no una nueva prueba , dijo un ejecutivo de Carrefour.



Aprendizaje

Operadores y analistas del sector tienen opiniones encontradas con respecto a cuánto aprendió el grupo francés con los inconvenientes sufridos. La mayoría, sin embargo, coincidió en que su ritmo de crecimiento ha sido demasiado lento como para permitirle competir con líderes de mercado japoneses como Ito-Yokado y Aeon.

Para algunos analistas, los problemas que enfrentó la cadena francesa podían haberse evitado, en parte, si hubiera seguido la vía convencional, ingresando al mercado a través de un socio japonés o de la adquisición de una firma local. “Han aceptado que en Japón algunas cosas funcionan mejor si se hacen al estilo japonés , señaló Yasuyuki Sasaki, analista de CSFB.

Ahora, sus hipermercados ofrecen productos franceses y una serie de alimentos que se ajustan al gusto japonés. También tienen una variedad más amplia de comidas preparadas, que tienen mayores márgenes.

La unidad japonesa cuenta ahora con toda la atención y el respaldo financiero de la sede central de París, que en el momento del ingreso de Carrefour al mercado de Japón estaba muy concentrada en concretar la adquisición de Promodès: una operación de u$s 16.500 millones.



Más de Impresa General