Cabos sueltos

La negociación de los cheques de pago diferido fue anunciada por el presidente Kirchner hace cuatro meses, durante el acto de aniversario de la Bolsa de Comercio.

En principio, está previsto que el monto máximo de los cheques que coticen sea de $100.000, si bien es potestad del mercado elevar esa cifra.

Cada cheque tendrá su propio código de identificación, lo que multiplicará de manera astronómica la cantidad de títulos listados en la bolsa.

Los Fondos Comunes de Inversión están estudiando modificaciones a sus reglamentos de gestión para poder incorporar cheques en sus carteras.

No se espera una avalancha de libradores con voluntad de adherir al sistema, pero sí un posterior efecto “bola de nieve .



Más de Impresa General