PELEA POR EL LIDERAZGO MUNDIAL DE LA INDUSTRIA DISCOGR FICA

BMG y Sony se fusionan para destronar a Universal

La nueva empresa será repartida en mitades entre alemanes y japoneses. Busca bajar los costos, perder menos por la piratería y prepararse contra la unión de Warner y Emi

La japonesa Sony y la estadounidense BMG acordaron fusionar sus discográficas, para crear la segunda mayor empresa del sector en el mundo, en condiciones de disputarle el liderazgo a Universal Music. Las compañías decidieron esta medida como una forma de evitar que la piratería y las menores ventas sigan causándoles millonarias pérdidas. Internet, con sus programas para bajar música, ha dañado la capacidad de las empresas para subir los precios.

Cada compañía tendrá la mitad de la nueva sociedad, que se llamará Sony BMG. Se espera que la transacción esté cerrada durante los próximos dos meses, según expresó Gunter Thielen, CEO de Bertelsmann, el grupo dueño de BMG.

La combinación juntará a las estrellas de Sony, como Bruce Springsteen y Beyonce Knowles, con los intérpretes de BMG, como Britney Spears. La expectativa es captar una cuarta parte de las ventas mundiales de discos, que alcanzan los 31.000 millones de dólares anuales. Las discográficas vienen tratando de fusionarse en los últimos tres años como respuesta a la caída del 20% en las ventas, que las llevó al nivel más bajo en más de una década. De hecho, BMG estuvo dialogando con la inglesa Emi en 2001.

“La industria está atravesando tremendas dificultades, y las fusiones son la única salida para cortar costos , dijo Julien Raffelsbauer, analista del Bank of America. Los términos de la transacción, cuya aprobación depende de los reguladores, no fueron detallados.



Consolidación

Sony BMG tendrá el 25,1% del mercado mundial. Ambas compañías facturaron en conjunto u$s 8.000 millones en 2002, y se colocarán muy cerca de Universal Music, el líder mundial, que tiene 25,9% y ventas por u$s 8.100 millones.

La combinación entre BMG y Sony probablemente derive en un avance en las conversaciones entre Emi y Warner Music. Para eso, Emi tendrá que solicitar un préstamo por u$s 1.670 millones.

Los reguladores europeos no ven con buenos ojos la aprobación de dos fusiones en la industria de la música, en la que cinco compañías dominan tres cuartos del mercado mundial. Las autoridades antimonopólicas de Estados Unidos y Europa se opusieron a esta clase de uniones en los últimos 25 años.

Mientras Emi y Warner no terminar de concretar, Thielen dijo que “ser el primero en moverse no es obviamente una desventaja .