Apartan a Galeano de la causa AMIA

Lo dispuso la Cámara Federal, luego que el juez fuera recusado por los familiares de las víctimas nucleados en la agrupación Memoria Activa. La causa pasará a manos del juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

El juez en lo criminal federal Juan José Galeano fue apartado de la investigación del atentado a la Asociación de Mutuales Israelitas Argentinas (AMIA), confirmaron esta mañana en los tribunales.

La decisión fue tomada por la Sala I de la Cámara Federal, ante la recusación planteada por familiares de las víctimas del ataque a la mutual judía, nucleados en la agrupación “Memoria Activa , por la presunta falta de imparcialidad del magistrado.

Tras nueve años y casi cinco meses de ser instruido por Galeano, y con 560 cuerpos (más de 110 mil fojas) en el expediente principal, el sumario penal quedó a cargo del juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

El abogado de “Memoria Activa , Pablo Jacoby, pidió el apartamiento de Galeano basado en recientes declaraciones de testigos en el juicio oral y público que se sigue por el atentado ocurrido el 18 de julio de 1994, y que causó la muerte a 85 personas, además de centenares de heridos.

Según los testimonios, algunos de ellos brindados por agentes de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), Galeano habría ordenado el pago de 400 mil dólares a uno de los principales procesados, Carlos Alberto Telleldín, para provocar la ampliación de su indagatoria, previo consensuar los términos de la misma.

Jacoby agregó que a Galeano se le atribuyen una cantidad de irregularidades y presuntos delitos, entre los que se incluye la diferente intervención que se confirió a las varias querellas y el trato que con algunas mantenía, cuestiones que son materia de pesquisa penal por parte del magistrado federal Claudio Bonadío.

El abogado de “Memoria Activa expuso que, debido a los cargos en la causa ante Bonadío, Galeano perdió objetividad, ya que tiene que defenderse y, por ello, “mantiene un interés actual y concreto en la definición del juicio por el atentado, porque del resultado depende su propia responsabilidad funcional y penal .

La Sala I de la Cámara recordó que la concubina de Telleldín, Ana Boragni, abrió una caja de seguridad el 5 de julio de 1996, el mismo día en que Galeano le amplió la indagatoria al procesado, y que “recientemente han prestado declaración en el juicio oral agentes de la SIDE que “refirieron los pormenores del pago efectuado .

El tribunal evaluó que, cuando el ex jefe de la SIDE declaró como testigo, afirmó que Galeano le había comentado que tenía “atascada la investigación, porque la familia de Telleldín estaba amenazada y tenía “mucho miedo y que, para “destrabar esa situación , necesitaba una suma de dinero. El ex jefe de la SIDE agregó que obtuvo el dinero de fondos reservados de la Secretaría, entonces a su cargo, y que encomendó al subdirector de contrainteligencia, Patricio Miguel Finnen, que la entregara a Galeano.

Los camaristas Horacio Vigliani, Martín Irurzún y Horacio Cattani expusieron, también, que el ex diputado nacional Juan Pablo Cafiero aseguró que, en una reunión de la Comisión Bicameral del Congreso de la Nacional para el seguimiento del atentado, el juez negó haber efectuado el pago.

El desarrollo de la causa contra Galeano que investiga Bonadío “puede condicionar la investigación del atentado, en cuanto existe la posibilidad de que el resultado de esta última sea utilizada como medio de defensa en la primera , coincidieron los camaristas.

“Todas estas circunstancias -expuso el tribunal- conforman un cuadro suficiente como para tener configurado, a la fecha, el temor de parcialidad del juez instructor , por lo que “se impone decidir el apartamiento de Galeano, “pues puede temerse de modo razonable la afectación de la imparcialidad del magistrado .