UTILIZAR EL PREDIO DONDE SE ENSAMBLÓ EL M TICO AUTOMÓVIL DE LA DÉCADA DEL ‘80

Agrale fabricará camiones en la ex planta del 3CV en Mercedes

Pondrá u$s 10 millones para producir en el país. Ocupará una de las naves del complejo que pertenecía a Eduardo Sal-Lari y en el que hoy se hacen los vehículos de la marca ‘Dimex’

Ya como presidenta, Cristina Fernández de Kirchner debutó en la industria automotriz días atrás, cuando firmó el decreto que autorizó a la brasileña Agrale a operar como terminal. La empresa invertirá u$s 10 millones ($ 31,4 millones) para fabricar camiones y chasis en el país. En ese momento, se informó que localizará su planta en un predio de 200.000 metros cuadrados (m2) en Mercedes, provincia de Buenos Aires. Lo que por entonces no trascendió –o, al menos, no se le dio oportuna relevancia en esa ocasión– es que no se trata de un inmueble industrial cualquiera, sino que, por el contrario, es uno que ya dejó una huella propia en el sector: la ex IES, donde se fabricaron las últimas unidades del mítico 3CV.

IES es la sigla de Industrias Eduardo Sal-Lari. Su historia arrancó en 1980, cuando el empresario –por entonces, presidente de la fabricante de amortiguadores Daher Boge– adquirió el paquete accionario de Citroën Argentina, después de que la francesa –de la cual Daher Boge era proveedora– decidió deshacerse de sus activos locales, sumándose al éxodo de automotrices que en esos años huyeron del país.

Sal-Lari puso primera con stock existente, en la planta que Citroën tenía en Barracas, más algunas unidades importadas de Francia. En 1983, ya sin el paraguas de la marca del doble chevron –su producto estrella pasó a llamarse IES CV–, la empresa puso la piedra fundamental de su planta de Mercedes, inaugurada tras 14 meses de construcción.

Allí, IES Argentina fabricó 16.095 autos hasta su cierre, en 1990. De ese total, 4.979 correspondieron al 3CV, ensamblado hasta 1985 (se hicieron otros 970 en Barracas). Pero el año de mayor actividad de la fábrica fue el siguiente: en 1986, produjo 4.534 unidades, entre las 2.764 del América (sucesor del 3CV) y 861 de su versión utilitaria, el América Carga.

Por su línea de montaje también pasaron el Safari –jeep que se convirtió en un clásico de la Costa Atlántica– y otro vehículo comercial: una pick up pequeña, bautizada Gringa. El sueño inconcluso, sin embargo, se llamó Gringo: prototipo de utilitario deportivo (SUV, según las categorías actuales) de diseño y producción nacional, del que sólo se ensamblaron cinco unidades. Corría 1989. Su tracción 4x4 no evitó que la empresa escapara de la crisis que precipitó la llegada de Carlos Menem a la Casa de Gobierno.

Tras fabricar apenas 523 autos en 12 meses, IES bajó su persiana en diciembre de 1989. La mexicana Internacional Dina las levantó el 30 de septiembre de 1997. En una de las dos naves del predio –de 9.000 m2 cada una– la hoy IDSA (ex subsidiaria de la firma azteca) produce camiones y chasis para colectivos, bajo la marca Dimex.

Agrale operará en la otra nave del predio. Según su proyecto, en junio de 2008 empezará el montaje de camiones y chasis. La unidad, que tendrá una capacidad de producción anual de 1.000 unidades, arrancará a un ritmo de 70 a 100 por mes. El objetivo de la brasileña, que en 2005 retomó sus operaciones comerciales en la Argentina, tras haberse alejado durante la crisis, no sólo es abastecer el mercado doméstico, sino también exportar a otras plazas de la región.

Noticias del día