Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

- Lejos de las economías verdes

Desde su lanzamiento en 2010, el Global Green Economy Index (GGEI) registra el esfuerzo de unos 80 países por convertir sus economías en entornos más amigables con el medioambiente. La consultora Dual Citizen LLC es la responsable de relevar la capacidad y el compromiso de estas naciones y sus esfuerzos por volverse más amigables con el planeta. Según explican, el estudio se ha ido consolidando como una herramienta eficiente para corroborar si los compromisos y objetivos fijados por los gobiernos se registran efectivamente en la realidad.
El GGEI 2016 colocó a Suecia como la economía más verde del planeta, seguida por otras naciones nórdicas, como Noruega, Finlandia, Suiza y Alemania. Pese a tener buen desempeño en la mayoría de los indicadores, a estas naciones todavía les resta mucho por crecer en materia de eficiencia en el uso de hidrocarburos, innovación y difusión del green branding entre sus empresas.
El Top Ten de la muestra se completa con Austria, Islandia, Zambia -llamativamente-, Dinamarca y Brasil. La Argentina, en tanto, está relegada a la 71ª ubicación, detrás de países vecinos como Chile, Perú, Colombia, México, Panamá o el Uruguay.

Aquí, decepcionante, no así en la región

El GGEI 2016, dado a conocer en septiembre, estima que los resultados de la Argentina "continúan siendo decepcionantes", con un puntaje que ha caído respecto a la medición de 2014, mientras que la percepción de cambio, a juicio de los analistas invitados, está estancada. Para mejorar, según los elaboradores de la encuesta, los líderes políticos y económicos deben redoblar los esfuerzos por promover una economía con desarrollo sustentable.
El país mejor posicionado de la región es Brasil, en la décima ubicación. El informe destaca la participación de la clase política en foros internacionales y un constante desarrollo de las energías renovables, que ha llevado al país a mejorar su ubicación según criterios cuantitativos, pero no así en la opinión de los expertos, influidos por la crisis económica y política.
Costa Rica, con gran parte de su matriz energética dependiente de energías renovables, ocupa el puesto N° 11. Se le ha valorado, además, la eficiencia del mercado energético, que entre enero y marzo de 2015 no dependió de hidrocarburos para abastecer la demanda eléctrica.
El GGEI identifica a los países que están en permanente cambio positivo, al tiempo que advierte sobre situaciones que deben llamar la atención de la clase política internacional y de los agentes del mercado.
Para rankear a los países, la encuesta recurre a indicadores cualitativos y cuantitativos. Se observa en cada nación su compromiso con el cambio climático, la eficiencia de sus sectores, las inversiones de los agentes del mercado y la protección de los recursos naturales. A su vez, se pide la colaboración de expertos, que califican a las naciones según sus propios criterios.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar