El año pasado, el grupo español obtuvo beneficios superiores a los 2.000 millones de euros, frente a los 5.576,8 millones de pérdidas registradas en 2002

Telefónica salió del rojo

Según estimaciones del banco Caja Madrid, los ingresos de la compañía crecieron un 0,2%, hasta alcanzar los 28.489 millones de euros.

El grupo Telefónica obtuvo un beneficio neto de 2.077,7 millones de euros (2.638 millones de dólares) en el ejercicio 2003, en comparación con la pérdida de 5.576,8 millones (7082 millones de dólares) que sufrió el año precedente por las provisiones para saneamiento de los activos de telefonía móvil de tercera generación (UMTS), según las estimaciones de Caja Madrid.

La multinacional incrementó sus ingresos ligeramente, en un 0,2%, hasta alcanzar los 28.489 millones de euros. El beneficio antes de impuestos, intereses y amortizaciones (Ebitda) se elevó a 12.232,9 millones de euros, lo que representa un aumento del 4,3%, según el banco.

Además, Caja Madrid estima un crecimiento medio del 9% del Ebitda en el período 2004-2006, procedente de dos fuentes: móviles, con el mayor número de usuarios en México y Brasil y el aumento del ingreso medio por cliente (ARPU) en España, y telefonía fija, con el crecimiento de la banda ancha en España y Latinoamérica.

Telefónica de España redujo un 1% sus ingresos y mantuvo estable su Ebitda. El mayor riesgo para la filial de telefonía fija en España está en la pérdida de líneas en servicio, estimada en un 2% anual por Caja Madrid, debido a la sustitución del fijo por el móvil, a la preselección y al acceso directo a través de compañías de cable.

No obstante, la operadora podrá contrarrestar la competencia con un enfoque más comercial y se beneficiará de unos menores costes operativos derivados del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) puesto en marcha este año, que tendrá un efecto en salida de “cash positivo desde 2004, dado que la mayoría de los puestos eliminados son prejubilaciones.

Por su parte, Telefónica Móviles experimentó un crecimiento del 9% de sus ingresos y un incremento del 16% de su Ebitda. En el mercado doméstico, los datos representan ya el 12% del ARPU y supondrán el 20% en 2006. Caja Madrid estima un crecimiento anual del ARPU superior al 3%.

En cuanto a las actividades de telefonía móvil en el extranjero, se vieron impulsadas por la recuperación del número de clientes en Argentina, la consolidación del negocio en Brasil y el desarrollo de la segunda generación (GSM) y la oportunidad de crecimiento en México.

Telefónica Latinoamérica, que agrupa las operadoras de telefonía fija de esta región, redujo en un 12% tanto sus ingresos como su Ebitda. A juicio de Caja Madrid, esta filial siempre contará con un riesgo político regulatorio y de tipos de cambio, a pesar de la estabilidad actual del real brasileño y del peso argentino.