EL TERRENO, DE 200 HECT REAS, YA EST LISTO

Reflotan la idea del aeropuerto en Escobar

Es un proyecto de los dueños de Don Torcuato. Estiman una inversión inicial de entre 20 y 25 millones de dólares. Podrá aterrizar un Boeing 767

a empresa Aircom, dueña del aeropuerto de Don Torcuato, espera el año próximo poder comenzar las obras en el predio de 200 hectáreas que posee en el partido de Escobar para trasladar la estación a esa zona. La firma negocia con inversores estadounidenses y europeos el desembolso de entre 20 y 25 millones de dólares para iniciar los trabajos.

La decisión de desarmar Don Torcuato y traspasar sus operaciones a un aeropuerto nuevo obedece al estado actual de la terminal. “Don Torcuato está muy viejo, y arreglarlo cuesta casi lo mismo que construir uno nuevo , explica Ana Laplace, presidenta de Aircom.

El futuro aeropuerto internacional estará en condiciones de recibir aviones del tipo Boeing 767, para lo cual proyectan construir una pista de aterrizaje de 2.100 metros de largo y 45 de ancho. Contará con una zona común de espera y varios puestos de embarque que darán a la zona de estacionamiento de los aviones, a los que se accederá caminando por la plataforma. Una vez iniciados los trabajos, el tiempo estimado para concluir su construcción es de entre un año y medio y dos.

El plan también incluye la edificación de una terminal de cargas.

Pero la mayor preocupación de Laplace hoy en día es conseguir el compromiso de los inversores. “El verdadero problema es que alguien se quiera casar con uno. Y eso depende del riesgo país, de la pesificación, de todo el desconocimiento de contratos. En un país donde uno no tiene seguridad jurídica, donde te raptan y te cortan el dedo, donde el gobierno pesifica... De afuera nos miran como si estuviéramos locos , dice.

–¿Pero hay interesados en poner dinero o no?

–Estamos en eso.

–¿No está firme?

–Sí, pero siempre y cuando las cosas se mantengan. Lo que pasa es que la gente quiere garantías.

–¿Qué señales están esperando para arrancar?

Que haya un poco de crecimiento, que exista seguridad jurídica. Veremos qué comportamiento tiene el Gobierno con los piqueteros y con el problema de la desocupación.

En Escobar, el terreno está preparado y los planos de las obras ya están listos. Sólo resta que aparezca el dinero.

Según el proyecto original de Aircom, los trabajos en Escobar deberían haberse iniciado a principios de 2001, pero la crisis política y económica que sacudió a la Argentina por aquel entonces echaron por tierra la idea. “Ya teníamos todo armado. Supuestamente comenzábamos los primeros días de enero, pero a fines de diciembre cayó el gobierno de la Alianza y de ahí en más vino la debacle. Rodríguez Saá dijo que no iba a pagar la deuda, el Congreso lo aplaudió y los inversores hicieron un parate , recuerda Laplace.

La presidenta de Aircom aspira a que las obras comiencen de una buena vez, a más tardar el próximo año, pero advierte que no puede decir ahora cuándo será porque “la Argentina es tan incierta que uno tiene un montón de ilusiones puestas y te las vuelan de un plumazo .