AUGURAN ESTABILIDAD EN EL REGISTRO DE UNIDADES ROBADAS

Perspectivas para los seguros de autos

El panorama para las compañías especializadas en seguros de automóviles son alentadoras para el 2004, según el análisis de Gonzalo Santos, de la compañía La República

Aunque el negocio de los seguros de autos se ha complicado seriamente a partir de la devaluación, existen indicios de una mejora a futuro. Básicamente, el mercado se ha estabilizado luego de la suba de tarifas del año pasado, pero hay dos elementos que confluyen para que, ahora, las perspectivas sean mejores: el proyecto oficial para limitar la cobertura por responsabilidad civil y la baja en el número de unidades robadas.

Según Gonzalo Santos, gerente comercial de La República, “éste es un buen momento para nuestro negocio ya que, con las medidas que tomó el Gobierno en relación a los desarmaderos de autos, el nivel de robos se redujo. En nuestro caso, de los cien autos mensuales que se registraban post devaluación, bajamos a unos 25. Ese número está incluso por debajo de los niveles de la época de la convertibilidad cuando teníamos, en promedio, 50 autos robados . El ejecutivo de la compañía de capitales chilenos piensa que la tendencia se inclinará hacia una mayor estabilidad en los siniestros de este tipo.

Otro dato que alienta a pensar que el próximo será un año de recuperación para las compañías que operan en el rubro automotor es el proyecto que promueve la Superintendencia para limitar la cobertura por responsabilidad civil. La RC, que actualmente es de $ 3 millones para autos y de $ 10 millones para camiones, se llevaría a un máximo de un millón para todos los casos. Esto mejoraría la siniestralidad de responsabilidad civil que, sumada a las mejoras en robo, les podría permitir a las compañías tener un precio más competitivo.

En el caso de La República, la compañía proyecta crecer a una tasa del 8 por ciento en 2004, siempre dedicada al rubro de seguros de automóviles. Para Santos, la clave de este negocio pasa por una ajustada selección de riesgos. Y, en ese sentido, han tomado medidas drásticas: por segunda vez en pocos años la compañía decidió resignar unos 5.000 autos asegurados a cambio de reducir el riesgo de su cartera. Así, quedaron afuera vehículos con equipos de GNC y modelos que se consideran de mayor riesgo.