Ordenaron la clausura del segundo casino flotante de Puerto Madero

Por ahora el otro buque, “Estrella de la Fortuna , instalado en 1999, seguirá funcionando

El barco casino ‘Princess‘, amarrado en Puerto Madero, quedó clausurado hoy por orden del juez Contencioso Administrativo y Tributario porteño Roberto Gallardo, mientras el otro buque, “Estrella de la Fortuna , instalado en 1999, seguirá funcionando.

Además, Gallardo ordenó a la empresa encargada de la explotación que se “abstenga de generar despido alguno de personal , que estaba en conflicto desde principios de enero. Justo la semana pasada el Ministerio de Trabajo ordenó la reincorporación de 170 empleados.

El fallo abre la puerta a una nueva denuncia por posible incumplimiento de la orden anterior para cerrar el casino y dispone avisar a la Oficina Anticorrupción, que ya investiga penalmente a empresarios y funcionarios de Lotería Nacional que autorizaron la instalación del ‘Princess‘ en 2002.

Esta noche, la empresa Casino de Buenos Aires -filial de la española Cirsa-, sostuvo que el fallo “es claramente ilegal y arbitrario , advirtió que Gallardo ha querido cerrar los barcos “‘infructuosamente y le pidió disculpas a sus clientes y proveedores por esta situación

El cierre del “Princess , pedido por el abogado Ricardo Monner Sans, fue resultado de “los antecedentes, el incumplimiento de la medida cautelar y la falta de interés evidenciada en la solución concertada del conflicto‘ por la empresa, dice el fallo.

Para Gallardo, “en un Estado de Derecho las normas están para ser cumplidas por todos y “no deben existir grupos económicos ni poderes por sobre el Poder Soberano del Estado que no es sino la voluntad del Pueblo hecha Ley .

El juez ordenó notificar al jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman.

En cuanto al “Estrella de la Fortuna , Monner Sans aclaró que si hay un fallo definitivo en contra de esa nave, debería haber un “desmantelamiento progresivo .

Por decreto del ex presidente Carlos Menem, el “Estrella de la Fortuna se inauguró el 8 de octubre de 1999 en la Dársena Norte y, aunque el Gobierno local lo clausuró ese mismo día, Lotería Nacional permitió su apertura.

En diciembre de 2000 la ley que regula el juego en Capital dispuso que el Ejecutivo local fuera el encargado de “realizar todas las acciones correspondientes para lograr el cierre del casino flotante. Pero una resolución de 2002 prorrogó la concesión de ese barco y autorizó la instalación del “Princess , a cambio de un aporte voluntario de la firma por 4.600.000 pesos anuales.

En 2003 Lotería y el Instituto local firmaron un acuerdo que establecía una virtual cesión de derechos de la explotación de una parte del juego en la Capital.

Entonces Monner Sans recurrió a la Justicia: Gallardo declaró inconstitucionales los acuerdos suscriptos en ese marco y en marzo pasado ordenó la clausura del casino de Puerto Madero; aunque el Gobierno local apeló, la Cámara en lo Contencioso Administrativo ratificó su fallo.

Tras sortear un pedido de juicio político, el mes pasado Gallardo llamó a una audiencia de conciliación a la que fueron Lotería, la empresa y Monner Sans, que advirtió que “los barcos deberían funcionar explotando el juego mientras se encuentran navegando .

Un mes después las partes volvieron a reunirse: Lotería avisó que sus autoridades no habían analizado la propuesta del abogado y el Instituto aclaró que como Lotería no había presentado la iniciativa no tenían “nada que evaluar .

Ante la falta de acuerdo, Gallardo ordenó el cierre del ‘Princess‘ por considerar directamente nula su creación y advirtió: “La tolerancia a las prácticas ilegales no hace sino teñir de fundada sospecha a los funcionarios complacientes y genera en la sociedad civil la sensación de que el orden jurídico solo existe para ser cumplido por los débiles, mientras que los poderes tienen libre acción y segura impunidad .