Números en sintonía

Más allá del informe de Mercer, varios de los relevamientos conocidos en este último tiempo se ubican en sintonía y grafican tanto los acotados niveles de alzas salariales como la creciente preocupación de los ejecutivos en virtud de mantener su actual puesto de trabajo. Por ejemplo, un informe de Watson Wyatt realizado en enero indicó que las empresas argentinas prevén aumentos de 11,8% en promedio para su personal fuera de convenio durante 2009, aunque la cifra se estira a 15,9% en el caso de los incrementos que se otorgarían en forma selectiva a ciertos empleados. Con la participación de directivos de RR.HH. de 49 firmas encuestadas, el 77% afirmó que preveía otorgar algún tipo de ajuste durante el año. Y de las 37 compañías líderes con plan de aumentos, nueve proyectaban dar tanto mejoras generales como selectivas, siempre hablando del personal fuera de convenio. En tanto, 25 piensan ofrecer mejoras particulares y tres corporaciones reconocieron que el objetivo es dar únicamente ajustes particulares.

Aunque uno de los puntos más interesantes del estudio fue cuando se consultó a las firmas acerca del verdadero grado de probabilidad de otorgar el incremento proyectado. Allí, el 56% respondió que la posibilidad es media, mientras que el 38% la definió como alta y un 6% reconoció la real dificultad de llevar adelante el incremento. Todo en el marco de una inflación que alcanzaría 18% este año, según el mismo informe.

Noticias del día