LA EMPRESA HAR HOY UNA CONFERENCIA CON SEIS GREMIOS QUE RESPALDAN SU PEDIDO DE TRABAJAR SIN BLOQUEOS

Los dueños del Casino pierden $ 1 millón por día

Mientras el conflicto de los trabajadores despedidos continúa, y ayer tuvo una nueva marcha por el centro porteño, los dueños del casino flotante ya sacaron cuentas: por el problema gremial pierden cerca de un millón de pesos diarios.

Antes de mayo último, cuando comenzó un paro de 40 días, el barco anclado en Puerto Madero facturaba entre $ 1,2 millón y $ 1,3 millón cada 24 horas; mientras que en la actualidad está entre los $ 200.000 y $ 300.000, de acuerdo con los números que manejan en la empresa.

Los dueños del casino flotante son la española Cirsa (50% de las acciones), Cristóbal López y Federico de Achával, según se comenta con un 25% cada uno de los empresarios argentinos. Todos los socios saben que, en condiciones normales, el barco recibiría unos 7.000 a 8.000 visitantes por día, y no los casi 1.200 actuales. Por ello, mañana se presentarán en conferencia de prensa junto a los seis gremios competentes: marítimos del SOMU; empleados de la industria del juego (Aleara), gastronómicos (UTHGRA); capitanes de ultramar, mecánicos y electricistas navales. El centenar “rebelde son afiliados a Aleara, aunque no integran la conducción de ese gremio. Contra la voluntad de ellos, la empresa buscará dar una señal de normalización. “No hace falta que venga el secretario general de cada sindicato, alcanza con un representante de peso por organización. Vamos a mostrar que más de 1.000 trabajadores quieren ejercer sus funciones normalmente , apunta Gustavo Ratti, director de Personal y Relaciones Laborales.

Por otra parte, niega toda posibilidad de incorporar a los 106 despedidos que protagonizan marchas y bloqueos a la entrada del casino. “De ellos, con más de 20 ya realizamos acuerdos individuales, incluyendo a cuatro delegados , informa Ratti. El directivo comenta que en todos los casos se pagó el 100% de la indemnización correspondiente por ley, aunque según la empresa fueron despidos por causa justa. Se sabe que en algunos casos se pagó 20% más, aunque Ratti lo desmiente.

Para la empresa, sería más negocio indemnizar a todos los despedidos que seguir perdiendo un millón de pesos al día. Además de pagar unos $ 10.000 diarios entre el catamarán (con capacidad para 120 personas) y la lancha colectiva (más de 70 asientos) que salen de Vuelta de Rocha y llegan a Puerto Madero, evitando los bloqueos terrestres y transportando tanto jugadores como empleados.

El lucro cesante, calculan en el casino, termina engordando la facturación de Trilenium, que en el Tigre recibe 60% del dinero que no puede apostarse en Puerto Madero. “A los jugadores de paño (principalmente cartas y ruleta) no les gustan los sistemas electrónicos, por eso prefieren viajar antes que cambiar su modo de apuesta , comenta un analista del sector.