SON FONDOS QUE EST N DISPONIBLES PARA SER PRESTADOS

Los bancos tienen casi $ 8.000 millones de liquidez excedente

El actual nivel de encajes es 8,5 puntos porcentuales superior a la exigencia legal. El ratio de liquidez del sistema llega al 26%; en la convertibilidad era de 22,5% promedio

La estrategia expansiva del Banco Central (BCRA) en cuanto a la política monetaria continúa incrementando la liquidez del sistema financiero y es uno de los soportes para la recuperación del crédito de corto plazo. Los bancos tienen actualmente unos $ 8.000 millones de liquidez que exceden la exigencia legal y que constituyen recursos ociosos, según se desprende del último informe semanal de la Fundación Capital.

Actualmente, el ratio de liquidez (la relación entre el nivel de encajes y el efectivo en pesos de los bancos sobre los depósitos totales) se encuentra en 26%, que en términos reales significan unos $ 20.000 millones. “La liquidez excedente es de 8,5 puntos porcentuales , consigna el informe.

Por ahora, el elevado colchón de liquidez sostiene el repunte de los créditos de corto plazo. Por tercer mes consecutivo se incrementaron los préstamos de corto plazo destinados a financiar consumo (personales y tarjetas de crédito) y también a empresas (adelantos en cuenta corriente). Sin embargo, en los segmentos de largo plazo prácticamente no se otorgan nuevos préstamos, lo que impide una recuperación del stock total.

Según el informe, hay un amplio potencial de recuperación en el crédito al sector privado, que actualmente representa el 7% del PIB, contra valores máximos de 24% en los años 1998 y 1999.



Perspectiva favorable

Para Fundación Capital hay señales positivas tanto en la oferta como en la demanda de crédito de corto plazo. El abundante colchón de liquidez puede sostener la oferta de fondos en los próximos meses y permitir el proceso de caída en las tasas activas. “Ya se aprecia una actitud más decidida de los bancos para modificar esta situación , dice el informe. Las tasa para préstamos personales cayó de 55% promedio en febrero de este año a 37% en septiembre.

En cuanto a la demanda de corto plazo, las mejores perspectivas hacia el mercado laboral generan una actitud más proclive al endeudamiento sobre los que ya tienen ingresos, por disiparse el temor a la pérdida del empleo.

La incógnita está puesta en la financiación de mediano y largo plazo, donde todavía no se despejan las incertidumbres sobre el momento de la recuperación.



Más de Impresa General