ES M S BARATO FINANCIARSE CON TARJETA QUE CON UN PRÉSTAMO

Los bancos líderes cobran tasas de hasta 75% por un crédito personal de $5.000

Si bien las tasas de los personales bajaron durante el último año, financiarse con esas líneas sigue siendo costoso en la mayoría de los bancos locales. Según el BCRA, por un crédito de $5.000 a 2 años se pagan tasas promedio que van de 55% a 75%. Los costos bajan para clientes y cuentas sueldo

Los créditos personales son los más fáciles de obtener. Para quienes son clientes de algún banco, no hace falta ni siquiera salir de casa: con un sólo “click pueden pedirse desde los sitios de home banking de varias entidades, y tener el dinero acreditado en 24 horas. Sin embargo, pagarlos no es tan sencillo como solicitarlos.

Según el último relevamiento del Banco Central (BCRA) a través de su régimen de transparencia, los créditos personales a tasa fija tienen un costo financiero total (CFT) promedio de entre 54,9% y 75,4%. El sondeo del Central engloba tanto a los bancos tradicionales como a las entidades “no bancarias –cajas de crédito y financieras, por ejemplo–. Estas últimas suelen cobrar los costos más elevados, que llegan hasta el 221,1%. En los bancos líderes, mientras tanto, se puede pagar hasta 90% por un crédito personal de $5.000, a 2 años y con tasa fija. La dispersión de precios, sin embargo, es muy grande: entre las más accesibles, algunas entidades ofrecen prestar dinero a sólo 17%, por debajo incluso de la tasa de inflación proyectada para este año –de más del 25%, según las consultoras privadas–.

“Los créditos otorgados a clientes con cuentas sueldo suelen ser los más baratos. Mientras tanto, las financiaciones para personas no bancarizadas se encuentran en el otro extremo: no sólo son más caras, sino que también es más lento el proceso de aprobación de la línea , explicaron desde una entidad privada.

Según informan desde los propios bancos y desde el BCRA, las tasas de los créditos personales vienen bajando desde diciembre de 2009 hasta ahora. Aún así, los altísimos costos de esos préstamos lograron profundizar, en los últimos años, una tendencia que se viene viendo desde 2007: en el mercado local, es más barato financiar los consumos con una tarjeta de crédito que con un préstamo personal. De hecho, mientras que financiarse con tarjeta puede costar como máximo un 85%, el costo financiero total (CFT) de un préstamo personal por $5.000 a 2 años y a tasa fija llega a 221,1%.

Y si bien sólo dos entidades cobran tasas superiores al 200%, de los 46 bancos que ofrecen préstamos personales a tasa fija, la mitad cobra intereses superiores al 50%. En tanto, entre los bancos líderes –es decir, las diez entidades que más préstamos otorgan en la Argentina–, el CFT máximo es de 90% y el mínimo, de 32,5%.

Por lo general, quienes deben pagar los costos más elevados son los clientes no bancarizados, para los cuales es más difícil acceder a cualquier financiación. Por su parte, los individuos que cobran el sueldo a través de un banco son los que acceden a las tasas preferenciales.

Más barato a tasa variable

Según el BCRA, los préstamos personales con tasa variable son más baratos que los de tasa fija. De hecho, los primeros tienen un CFT promedio de entre 38,2% y 47,6%. Entre esas líneas, el crédito más caro tiene un costo del 63%. Hay que recordar que el CFT está compuesto por la tasa de interés nominal anual (TNA) y por los gastos asociados, entre los que se encuentran el seguro de vida, los gastos administrativos, los gastos de otorgamiento y los impuestos (IVA). Desde hace ya algunos años, las entidades financieras están obligadas a exponer en locales de atención al público y en publicidades el CFT de los créditos.

A diferencia de otras líneas de crédito, los préstamos personales no son difíciles de obtener en la Argentina. La oferta es abundante y variada, y la aprobación de una financiación de este tipo tarda, en promedio, 96 horas. Además, según el relevamiento del Central, el ingreso mínimo requerido para acceder a esos créditos promedia los $912 para los clientes que tienen cuentas sueldo –una cifra relativamente baja– con una relación cuota-ingreso de 33%. Mientras, para los clientes sin acreditación de haberes en la entidad el ingreso mínimo requerido fue en promedio de $1.170, mientras que la relación cuota / ingreso promedió el 30%.

En cuanto a los montos máximos que se consideran a la hora de la financiación, el promedio se ubicó en el orden de los $58.000. En el otro extremo, “una entidad informó $2.965 como monto máximo de préstamo , indicó el Banco Central.