POR LA NUEVA LEY, LAS ENTIDADES PERDER AN $ 360 MILLONES AL AÑO

Los bancos dicen que no recortarán su oferta de descuentos a las nuevas cuentas sueldo gratuitas

Las entidades están estudiando distintas estrategias para recuperar los ingresos que dejarán de percibir ahora que no pueden cobrar comisiones a las cuentas sueldo. Y si bien se especulaba con que recortarían las promociones que ofrecen a las tarjetas de débito, desde las entidades dicen que esa idea está descartada

A mediados de mayo, una nueva ley estableció que los bancos no pueden cobrar comisiones por las más de 7 millones de cuentas sueldo que manejan. Esta situación, muy beneficiosa para los clientes, supone una pérdida de –según los cálculos de las propias entidades– unos $360 millones por año para el sistema financiero.

Es por eso que en estos días los bancos no sólo están luchando por implementar la nueva normativa, sino que también están estudiando distintas estrategias para recuperar algo de la pérdida de ingresos que están sufriendo. La buena noticia para los consumidores es que, según adelantaron algunos de los principales bancos privados a El Cronista, el ajuste no llegará por el lado de los tan valorados descuentos y promociones.

De hecho, en las entidades dicen que seguirán ofreciendo los mismos beneficios que antes a las cuentas sueldo, aún cuando ahora son gratuitas. El motivo es sencillo: los descuentos son un incentivo de consumo tan grande, que quitarlos “sería contraproducente , dicen.

“Lo que se pierde por comisiones se va a tener que recuperar vendiendo más productos y servicios , aseguraron desde una importante entidad privada nacional. “En principio, los descuentos continuarán para todos los clientes, incluso para aquellos que cobran a través de una cuenta sueldo , agregó.

En la misma línea, las grandes entidades como Banco Galicia y Banco Francés, entre otros, apuntaron que sus políticas de descuento no han cambiado en nada a partir de la nueva ley. “En lo que hace a descuentos, no estamos pensando aún en ir para atrás, sino todo lo contrario , indicaron.

En rigor, fueron la Resolución 653/10 del Ministerio de Trabajo y la Comunicación “A 5091 del Banco Central, que reglamentó la modificación de la Ley 26.590 de Contrato de Trabajo; las que establecieron a mediados de mayo que desde ahora, las cuentas sueldo “bajo ningún concepto podrán tener límites de extracciones ni costo alguno para el trabajador.

Así, y desde entonces, la apertura de la cuenta sueldo no podrá cobrarse. Tampoco se cobrarán las extracciones de dinero en cajeros automáticos de distintas entidades y redes del país, ni las extracciones por ventanilla sin límites de importe ni de cantidad de extracciones cuando se realicen en la casa de radicación de la cuenta y en las restantes casas de la entidad. Además, el trabajador podrá consultar sin cargo los últimos 10 movimientos de la cuenta en los cajeros automáticos del banco emisor.

La cuenta sueldo tiene ya 13 años (data de 1997). Según los datos del Banco Central, en el país existen unas 7,3 millones de cuentas de este tipo. Y si bien las entidades estiman que la ley aprobada hace ya dos meses significará un recorte en sus ingresos financieros de unos $ 360 millones por año ($ 30 millones por mes), lo cierto es que algunos bancos no creen que tendrán que hacer una reestructuración de costos demasiado importante para adaptarse a la nueva situación.

“En cierto sentido, las cuentas sueldo ya eran gratuitas hace tiempo , indicaron desde una entidad privada de origen internacional. “Por este motivo, creemos que no va a ser necesario recortar la inversión que suponen los descuentos para recuperar costos , agregaron.

De todos modos, aclararon, las entidades seguirán ofreciendo beneficios adicionales para aquellos que tengan paquetes de productos “premium . “Nuestro esfuerzo comercial está concentrado en vender paquetes de productos cada vez más completos. Por eso, la política de ofrecer mejores beneficios a los clientes premium es algo que ya se venía haciendo, y que se mantendrá ahora .

Las cuentas sueldo, que en el período 2005-2008 crecían a un ritmo del 9% mensual y que mostraron un fuerte retroceso el ano pasado, avanzan ahora a menos del 2% por mes.

La caída genuina del nivel de empleo; y por el otro, la variación en el nivel de formalidad de la economía son los motivos por los que estas cuentas están creciendo menos.