Grandes empresas revelan sus donaciones políticas

Cinco grandes compañías de Estados Unidos, incluyendo American Express y Xerox, responderán hoy a una campaña encabezada por algunos accionistas y aceptarán dar a conocer la totalidad de sus donaciones políticas.

La decisión de las empresas, entre las que también se incluyen grupos financieros como Washington Mutual y Capital One y al proveedor de tecnología Texas Instruments, podría ejercer presión sobre el resto de las compañías estadounidenses para que informen sus aportes políticos.

Las firmas norteamericanas no están obligadas a revelar detalles de sus contribuciones políticas y, pese a la creciente preocupación por el lobby que ejercen las grandes empresas, sólo 38 hasta ahora aceptaron dar a conocer todas sus donaciones a la campaña política.

Las compañías estadounidenses tienen prohibido hacer donaciones a candidatos legislativos o presidenciales, pero en 2002, el último período importante de elecciones, sus aportes monetarios a candidatos estaduales y locales llegaron a u$s 184 millones, más de una tercera parte de todas las contribuciones a las campañas políticas. El informe de American Express sobre sus contribuciones durante 2007 indica que el año pasado efectuó donaciones políticas por u$s 135.000. Entre los beneficiarios se encuentran Eliot Spitzer, gobernador del estado de Nueva York, que obtuvo u$s 1.000, y algunas comisiones de recaudación de fondos republicanos y demócratas.

“Nosotros siempre hemos presentado un informe sobre nuestra actividad, cuando se nos ha solicitado. Ahora lo hemos subido a nuestro sitio Web para que quien quiera obtener la información pueda acceder a ella, informó la compañía.