LA FUTURA INTERVENTORA DEL PAMI DIJO QUE NO PIENSA VOLVER AL JUSTICIALISMO

Graciela Ocaña quiere quedarse en el ARI

El sábado, distintos dirigentes de su partido le habían pedido la renuncia a la banca de diputada, en consonancia con las directivas de la líder del partido, Elisa Carrió.

La futura interventora del PAMI, Graciela Ocaña, aseguró que su designación al frente de la obra social de los jubilados no significa un retorno al justicialismo.

La diputada del ARI afirmó así que seguirá perteneciendo a su partido y que, si su gestión resulta positiva, será un éxito tanto del Gobierno como de su agrupación política porque demostrará que "el ARI puede gestionar".

El sábado, distintos dirigentes del ARI le habían pedido la renuncia a la banca de diputada, en consonancia con las directivas de la líder del partido, Elisa Carrió.

"Hace tiempo que mostraba una actitud indiferente hacia la construcción del partido. Ahora, el ARI tiene que tomar una actitud ejemplificadora‘, opinó el presidente del ARI bonaerense, Carlos Raimundi, en declaraciones a un matutino porteño.

En tanto, el titular del bloque de diputados del ARI, Eduardo Macaluse, quien ya se había expresado en contra de la continuidad de Ocaña en su banca, opinó ayer que "está claro que ella priorizó su carrera personal" al aceptar la solicitud de ser la interventora del PAMI.

"Es respetable su decisión, lo único que le pedimos a Graciela es que no nos involucre‘, señaló el diputado en declaraciones a un diario de Buenos Aires.