Estaciones de servicio se quejan de Moreno

Si la reunión con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, les deparaba alguna esperanza, el viernes pasado la perdieron. Esto es lo que surge de las declaraciones de Rosario Sica, presidenta de la Federación de Expendedores de Combustibles de la República Argentina (Fecra), quien calificó como grave a la situación del sector, al considerar que la baja de precios al 31 de octubre dispuesta por el Gobierno –aunque no se cumple de modo uniforme– “va a empeorar el problema de abastecimiento que tiene el país en combustibles.

“Al abaratarse el precio de las naftas, se agravará el desabastecimiento , advirtió Sica. Y agregó: “Repsol, que es la petrolera con posición dominante en el mercado, ya no da abasto . El viernes pasado, cuando se encontró con Moreno, la dirigente de estaciones de servicio repitió el mismo argumento frente al secretario de Comercio Interior. Pero se llevó la certeza de que no podría revertir la postura asumida por el Gobierno.

“La baja de precios es transitoriamente irreversible , apuntó Sica, quien aclaró que la mayor parte de los combustibles se venden por el sistema de consignación. Es decir, las petroleras fijan el precio, de modo que los estacioneros deben respetarlo, y tanto subas como bajas se producen de modo automático, con una demora de dos días o menos. “El 95% de la red de Repsol tiene la nafta consignada, mientras que entre 30% y 40% de Petrobras y Esso también , apuntó Sica.

La dirigente tiene una estación de servicio en Capital Federal, donde más se nota la rebaja de precios. En el conurbano, el interior y la costa atlántica bonaerenses, en tanto, la medida es menos efectiva, al igual que en varios provincias, como informó ayer El Cronista.

Por otra parte, Sica reafirmó que los dirigentes del sector no deben pedir subsidios sino una “rentabilidad razonable .