LA JUSTICIA RECHAZÓ UN PEDIDO DE EXIMICIÓN DE PRISIÓN Y PODR A QUEDAR DETENIDO

Escándalo en Pinamar: acusan al intendente de pedir coimas

Es Roberto Porretti. Un subordinado habría sido filmado pidiendo coimas en su nombre a dueños de una disco. La Cámara Federal de Dolores decide si lo detiene

Un escándalo de corrupción, con ribetes de vaudeville y tufillo a interna política, sacudió ayer a Pinamar. La Justicia de Dolores libró por la mañana un pedido de detención contra el intendente de esa ciudad balnearia, Roberto Porretti, acusado de cohecho y extorsión en un causa que investiga el pedido de coimas a dos empresarios, dueños de un complejo bailable y de una empresa de residuos. Sin embargo, el jefe comunal, que apenas lleva dos meses de gestión, se salvó de quedar preso por apenas segundos: mientras estaba dando un reportaje a una radio local, su vocero le hizo gestos, cortó la entrevista y logró sacarlo abruptamente del lugar en un auto con vidrios polarizados. Justo en el momento en que llegaban al estudio la fiscal Fernanda Hachman y la policía para proceder al arresto.

Porretti se dirigió desde Pinamar a Valeria de Mar con sus abogados, donde realizó un pedido de eximición de prisión que suspendió la medida. Por la tarde, la Jueza de Garantías Laura Elías -subrogante del Juzgado número tres- rechazó la presentación pero el intendente tampoco fue encarcelado, dado que a partir de ese momento comenzó a correr un plazo de 48 horas para que la defensa pueda apelar esa resolución.

En medio de esas idas y vueltas, en las que se hablaba de “camas y aprietes , el Concejo Deliberante se reunió para crear una comisión investigadora. Luego, en un conferencia de prensa, el titular del cuerpo y ex socio político del intendente, Rafael De Vito, aseguró que en caso de que la Justicia ratifique la detención de Porretti, pedirá su destitución y asumirá él mismo en el cargo hasta el 2009, según lo establece la Ley Orgánica de Municipalidades.

Por ahora, la detención quedó suspendida hasta que se expida la Cámara Federal, según explicó el fiscal general de Dolores, Luis Defelitto. En cambio, fue detenido el jefe de Gabinete de la comuna, Aldo Leonián. Según fuentes extrajudiciales, habría sido filmado solicitando a los empresarios -y a nombre de Porretti- una coima de más de 200.000 pesos, a cambio de “no tener problemas para funcionar en la zona donde están instalados, que quedó rodeada por complejos residenciales. Las mismas fuentes indicaron que se trataría de los dueños del complejo bailable KU-El Alma y el de la empresa de residuos Ecoplata.

Defilitto precisó que, al hacer la denuncia, los propios damnificados presentaron las filmaciones. “Hay una importante prueba documental que acompañaron los denunciantes; la fiscal analizó esos elementos y la jueza de Garantías hizo lo mismo, y con eso ordenó la detención del intendente , explicó el fiscal.

Existe, además, una historia política paralela a la causa judicial, que genera un sinfín de suspicacias. Porretti -un maestro de escuela que ingresó a la política en los ‘90 de la mano de la Ucede- se hizo conocido por su militancia ecológica y su lucha por la preservación de aves y mamíferos marinos. Tras ser funcionario del intendente Blas Altieri, quien gobernó varios años la ciudad con el partido vecinalista Movimiento Unión Partido de Pinamar (MUPP), decidió enfrentarlo con éxito en las elecciones del 28 de octubre pasado, encabezando una lista del Frente para la Victoria. Para eso fue avalado por dos poderosos empresarios de esa ciudad: Rafael de Vito (dedicado al rubro materiales para la construcción) y Víctor Pardo (estaciones de servicios). Además de financiar su campaña, ambos fueron electos concejales en octubre último. Según fuentes cercanas al intendente, “Porretti habría querido cortarse sólo y sus ex socios le tendieron una cama .