SE ESPERA UN DESCENSO EN LAS RESERVAS DE PETRÓLEO Y NAFTA EN EE.UU.

El crudo confirma en alza: cerró con otro récord a u$s 61,89 el barril

La incertidumbre sobre el gobierno del sucesor del rey Fahd sigue envolviendo al mercado del oro negro. Pero la suba fue leve, gracias a la promesa de seguir con igual política

El precio del crudo de Texas registró ayer un alza moderada pero suficiente para establecer un nuevo récord al concluir la sesión a u$s 61,89 el barril, mientras los operadores aguardaban a las cifras de reservas en Estados Unidos.

Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI, de referencia para la Argentina) para entrega en septiembre incrementaron su valor en u$s 0,32 por barril, al concluir una sesión volátil en la que predominó, durante las primeras horas, una tendencia a la baja.

Los expertos prevén que los datos que difundirá hoy el Departamento de Energía de EE.UU. reflejarán un descenso en reservas de crudo y de nafta, y un incremento en destilados, que incluyen el gas para calefacción y al diesel.

Los contratos de nafta para entrega en septiembre también registraron un fuerte repunte y terminaron la sesión a u$s 1,78 el galón (3,78 litros), alrededor de 4 centavos más caros que el lunes.

El gas para calefacción para ese mismo mes se encareció alrededor de un centavo y finalizó la sesión a u$s 1,72 el galón.

El precio del crudo de Texas mantuvo ayer la tendencia alcista que ya exhibió en la primera sesión de la semana, en la que se elevó hasta los u$s 62,30 y finalizó con un nuevo máximo histórico en el mercado de Nueva York.

El reiterado compromiso de Arabia Saudita a mantener los mercados del petróleo abastecidos y expectativas de que no habrá cambios mayores en la política petrolera tras la muerte del rey Fahd, parecían haber aliviado algunas inquietudes surgidas el lunes.

Sin embargo, los operadores continúan preocupados por la posibilidad de que el nivel de oferta de materia prima y de combustibles no sea suficiente para atender la fuerte demanda que se registra en EE.UU. y en otros países con elevado consumo como China.

En tanto el precio del crudo Brent (el petróleo del Mar del Norte), de referencia en Europa, siguió la tendencia alcista del WTI. El commodity cotizó a un precio récord de u$s 60,62 al cierre del mercado de futuros de Londres, después de alcanzar los u$s 60,74 en el transcurso de la sesión. Ese precio supone un aumento de 18 centavos respecto al cierre del lunes, cuando el barril para entrega en septiembre también logró un máximo histórico al pagarse a u$s 60,44 en el International Petroleum Exchange.

Con ese escenario, la tendencia a la suba podría continuar en el mercado si se confirma un descenso de más de un millón de barriles en reservas de petróleo y de en torno a 800.000 barriles en nafta, como prevén los expertos.



Más demanda

A los numerosos signos de elevada demanda y de pujante avance de la economía estadounidense, factores que tienden a empujar a los precios del crudo al alza, se unen las previsiones de que la temporada de huracanes será aún fuerte en el Atlántico en los próximos meses.

Los expertos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA) revisaron ayer al alza sus previsiones anteriores y calculan que se producirán entre once y catorce tormentas tropicales entre agosto y noviembre, de las que entre siete y nueve se convertirán en huracanes.

Los científicos estiman que habrá muchos de gran intensidad. El paso del huracán Iván y de otras tormentas posteriores desde septiembre del pasado año, causaron graves daños en el sector petrolero en el Golfo de México, lo que redujo la producción y presionó a los precios al alza durante meses.



Más de Impresa General