EE.UU. defiende las trabas que regirán a las importaciones

Estados Unidos, al mismo tiempo que pregona una mayor libertad comercial y la eliminación de trabas para favorecer el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impondrá a partir de diciembre nuevos requisitos para el ingreso de productos alimenticios como parte del plan contra bioterrorismo, que significarán mayores costos para las ventas argentinas.

Las nuevas normas incluyen la obligatoriedad de registrar las plantas de origen de los productos, informar con varios días de anticipación la llegada del embarque y mantener un agente en Estados Unidos a modo de contacto con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), informaron en una teleconferencia desde Washington. “La idea no es trabar las importaciones de ningún país sino garantizar la provisión de alimentos saludables para los estadounidenses , dijo el consejero agrícola de la embajada en la Argentina, Robert Hoff, para contrarrestar la inquietud de los empresarios locales.

Las dos normas que comenzarán a regir el 12 de diciembre son el Registro de Plantas Alimentarias y el Aviso Previo de Importaciones, ambas contenidas en la Ley de Prevención del Bioterrorismo aprobada el año pasado por el Capitolio. La primera establece un registro obligatorio para las plantas que fabrican, procesan, envasan, distribuyen, reciben o almacenan alimentos para el consumo humano o animal y obliga a las empresas a nombrar un agente que resida en Estados Unidos como interlocutor permanente de la FDA.

La segunda reclama que se informe con no menos de ocho horas y no más de cinco días de anticipación el ingreso de los embarques o no recibirán la autorización para el despacho al mercado.



Más de Impresa General