El presidente de Brasil, Lula Da Silva, ingresó a la quinta de Olivos para participar en una reunión con Cristina Kirchner